50 formas de perder peso fácilmente

Haciendo pequeños cambios y tomando pequeñas decisiones cada día, podemos perder la misma cantidad de peso que con dietas y ejercicios milagrosos, pero de forma mucho más natural y saludable.

Hoy en día hay cientos de miles de  “dietas milagrosas para perder peso increíblemente rápido”, “ejercicios milagrosos que queman lo que sea” y demás programas de adelgazamiento radical circulando por las redes.

Es importante que sepáis que no es necesario recurrir a una dieta milagrosa o a un ejercicio matador para perder peso rápidamente. De hecho, si lo hacemos mal podemos perjudicar nuestra salud o lastimarnos en el ejercicio al no estar físicamente preparados.

Algunas formas sencillas de perder peso de forma natural y saludable

1.- Tener un objetivo claro

 Tan claro que todo el mundo pueda medirlo y entenderlo.

2.- Comenzar las comidas con una ensalada

La ensalada ayudará a ocupar espacio y nos hará sentir llenos (esto se traducirá en menos ingestión de carbohidratos).

3.- No olvidarse de la fibra

 Imaginad la fibra como una esponja; absorbe el agua y nos hace sentir llenos.

4.- Beber agua

Un estudio llevado acabo en la Universidad de Virginia mostró que dando a personas dos vasos de agua antes de cada comida, provocaba una pérdida de peso pasadas 12 semanas.

5.- Beber Té

Investigaciones llevadas a cabo sobre el té sugieren que las personas que toman té (negro, verde o blanco, siempre y cuando sea realmente té y no una infusión de hierbas) tienen menor índice de masa corporal y menor grasa corporal que aquellos que no consumen té.

6.- Tomar pimienta de cayena

Un estudio publicado en el “British Journal of Nutrition” mostraba que al compararlo con un placebo, la capsaicina (el ingrediente activo de la cayena) incrementaba la quema de grasas.

7.- Disminuir o eliminar el consumo de carbohidratos procesados

Los carbohidratos refinados y procesados pierden su valor nutricional y de fibra.  El pan blanco, la pasta blanca, los cereales refinados, refrescos, confituras, patatas fritas, alcohol…No hacen nada por nosotros a parte de ayudarnos a engordar.

8.- Tomar más verduras

Te llenarán el apetito sin llenar el cuerpo de calorías. Es importante que también evitemos las salsas con alto contenido calórico, de lo contrario no servirá de nada que comamos verduras…

9.- Tomar más fruta

Nadie ha ganado peso comiendo fruta (al menos que yo sepa). Y esto incluye las frutas con alto contenido de azúcares naturales como los plátanos o los melones.

Perder peso: tomar más fruta y verdura

10.- Levantar peso

Cuanto más peso levantemos, más músculo haremos y más calorías quemaremos. Las bolsas de la compra, cargar con los niños, todo vale pero con cuidado.

11.- Reducir el tiempo de descanso entre cada ejercicio

Esto mantendrá tu ritmo cardíaco elevado causando un aumento en el numero de calorías quemadas.

12.- Hacer intervalos de ejercicios

Los intervalos son mas efectivos y eficientes que el ejercicio seguido a baja intensidad.

13.- Tomar más proteínas

Sustituir los carbohidratos refinados por proteína magra no solamente nos ayudará a saciarnos, si no que también ayudará a acelerar nuestro metabolismo.

14.- Tomar aceite de pescado

Estudios muestran que las personas alimentadas con dietas ricas en grasas omega-3 suelen tener una menor acumulación de grasa corporal que los que no.

15.- Hacer ejercicios de cuerpo entero

Sentadillas, peso muerto, dominadas, flexiones… Obtendrás más resultados haciendo ejercicios de cuerpo entero que trabajando los músculos de forma aislada.

16.- Controlar la ingesta de carbohidratos dependiendo del nivel de nuestra actividad diaria

Los carbohidratos son importantes y necesarios, pero los días que no hacemos ejercicio no necesitamos tantos como los días en los que sí hacemos. Por tanto, cuanto más ejercicio hagamos, más carbohidratos podremos comer.

17.- Añadir judías a nuestras ensaladas

Es una forma inteligente de añadir un poco de fibra adicional, proteína y carbohidratos saludables a nuestra comida.

18.- Reemplazar una de las comidas diarias por una ensalada grande y un poco de proteína magra

Esto es simplemente una forma fácil de mejorar tu dieta instantáneamente.

19.- Mantener un seguimiento de lo que comemos

No hay manera mejor de conocer y saber todo lo que comemos.

20.- Cuidar las porciones

Intentar evitar los tamaños L y XL cuando vayas a algún sitio a comer e intenta alejarte de los buffets.

21.- Tomar bebidas sin calorías

Todas las calorías cuentan (sean ingeridas a través de líquidos o sólidos).

22.- Pesarse con frecuencia

Estudios llevados a cabo sobre el tema, muestran que pesarse con frecuencia ayuda a aumentar o realzar nuestros esfuerzos. Intenta pesarte siempre por la mañana a primera hora. De esta forma si el día anterior has hecho algún exceso puedes compensarlo durante ese día.

23.- Tomar huevos enteros

Un estudio publicado hace unos años mostraba que las personas que desayunaban un huevo por la mañana, comían menos en la siguiente comida que los que desayunaban cualquier otra cosa.

24.- Desayunar

Un estudio publicado en la “American Journal of Clinical Nutrition” mostraba que aquellos que desayunan tienen un mayor control y equilibrio sobre su peso a largo plazo que aquellos que no.

25.- Tomar la mayoría de los alimentos por la mañana

Ir comiendo progresivamente menos a medida que va transcurriendo el día. Comiendo la mayoría de las calorías por la mañana, afecta positivamente a los cambios de peso.

26.- Pasar más tiempo de pie

Esto quiere decir que evitemos, en la medida de lo posible, estar sentados delante del ordenador, televisor, etc. De pie siempre estarás quemando más y siendo más productivo.


27.- Usar las escaleras

Olvídate del ascensor por un tiempo y utiliza las escaleras. Un pequeño cambio como este ayuda mucho a largo plazo.

28.- Tomar alimentos densos y bajos en calorías

Existen alimentos ricos en agua y bajos en calorías (tal y como la fruta, verdura, sopas, ensaladas…). La ingestión de este tipo de alimentos en general, ayuda a los individuos a tomar menos calorías en total.

29.- No ir a comprar con hambre 

Si lo haces, acabarás comprando todo tipo de cosas innecesarias en lugar de seguir tu lista de la compra.

30.- Reemplazar guarniciones por verduras al vapor

Los restaurantes normalmente dan la opción de sustituir la guarnición de patatas fritas por una de verduras. Lo único que hay que hacer es preguntar.

31.- Hornear en lugar de freír

Una ración de 100 gramos de patatas contiene más de 300 calorías, frente a las 70 calorías que puede aportar la misma cantidad de patatas asadas o cocidas.

32.- Pide el aderezo por separado

En lugar de que te traigan la ensalada aliñada, pide el aliño por separado. De ese modo podrás dosificar la cantidad de salsa que tomas sin dejar de disfrutar la ensalada.

33.- Tomar avena

La avena llena el estómago mucho más que cualquier otro tipo de desayuno rico en azúcares. Además, también es más bajo en calorías.

34.- No quedarnos quietos

Aquellos que cambian su postura con frecuencia y no se están quietos suelen pesar menos que aquellos que no.

35.- Reírse a menudo

Un estudio publicado en el congreso europeo sobre la obesidad demostró que aquellos que se reían con fuerza durante 10-15 minutos del día quemaban de 10 40 calorías más al día que los que no. Multiplicando esta cifra por 365 días podemos sacar un dato bastante significativo.

36.- Dejar algo de comida en el plato al finalizar cada comida

Muchos poquitos hacen mucho.

37.- Comiendo fuera, probar a compartir un plato

Las porciones suelen ser lo suficientemente grandes como para alimentar a una familia.

Perder peso: compartir plato cuando salimos fuera

38.- Saltarse el postre

Sobre todo si son dulces o tartas.

39.- No socializar con la gente cerca de las mesas de comida en las fiestas

En una fiesta, es mucho más probable que acabes perdiendo el control de lo que comes si tiendes a socializar cerca de donde esta todo lo bueno.

40.- No comer las sobras de nuestros hijos

Cada poquito cuenta.

41.- Mantener la comida basura alejada (patatas, salsas…)

No tiene nada que ver con fuerza de voluntad. Tiene que ver con ser realistas. Si no tienes en casa evitas las tentaciones

42.- Pasear al perro más a menudo

Es beneficioso tanto para ti (que quemas calorías y haces ejercicio saludable), como para el perro (que además de hacer deporte disfrutara de un rato de compañía al lado de su amo).

43.- Usar platos y bols mas pequeños

Utilizando platos y bols más pequeños, las raciones saldrán más pequeñas y parecerán más grandes.

44.- Tomar fotos de antes para poder ver el cambio

Es una forma visual de mantenerte motivado, puede suponer un estímulo.

45.- Comer despacio

El estómago tarda una media de 15-20 minutos en darse cuenta de que está lleno. Si comes tu comida como un perro hambriento, es probable que acabes comiendo más de lo que realmente querías (sólo porque tu estómago tarda un poco en darse cuenta).

46.- Comprar un podómetro y andar una media de 10000 pasos al día.

Caminar es una forma estupenda de perder peso

Perder peso: caminar

47.- No comprar grandes cantidades de comida

Cuanta más comida tengas en casa, más comerás.

48.- Planificar de cara al futuro

Si fracasas en planificar, es probable que estés planificando un fracaso.

49.- Tener snacks saludables en casa 

Snacks como almendras u otros frutos secos, vienen bien para los momentos de mayor vulnerabilidad.

50.- Despertarse temprano para hacer ejercicio

Es mucho más probables que completes tu ejercicio diario por la mañana al empezar el día que después del trabajo.

 

Lecturas relacionadas:

One Response

  1. Andrea 3 meses ago

Añadir Comentario