La tradición del Roscón de Reyes

Bollo típico de masa dulce en forma de rosca grande

El día 6 de enero en que se celebra la llegada de los Reyes Magos al establo donde nació Jesucristo, llevándole regalos, lo recuerdan los católicos haciendo también regalos a sus hijos. En este día se acostumbra comer el tradicional Roscón de reyes, un bollo dulce delicioso en forma de rosca, que suele ir adornado con fruta confitada

roscón de reyes

Con un acto inspirado en el Eclesiastés, se reunían en la noche familiares y amigos alrededor de una rosca de pan dulce, en la que habían escondido una haba, como símbolo del cuerpo de Jesús que con sus padres fue a Egipto, huyendo de la persecución de Herodes. Esta tradición dió origen al tradicional Roscón de Reyes. Ahora, en la pasta del Roscón se mete una figurita (o una sortija, alfiler de adorno o pequeño juguete) que es la sustitución de la haba que se escondía en los primeros tiempos.

La costumbre del pastel de Reyes se conoció en España a través de los soldados repatriados de Flandes y se hizo más popular con Felipe V.

El interior del Roscón y su decoración

En algunos lugares se sigue añadiendo una haba en el roscón, o un haba y figuritas, o simplemente una figurita. Se dice que a quien le toque el haba tiene que pagar el roscón o que le traerá mala suerte.

Se adorna por encima con azúcar y tiras de fruta en dulce, la fruta escarchada o también con rodajas finas de almendras. Algunos roscones pueden ir rellenos de nata, chocolate o cabello de ángel. Se reparte el Roscón en partes iguales y a la persona (niño) favorecida con la figurita se le considera como el "rey de la fiesta".

Lecturas relacionadas


Comparte si te ha gustado