Jardinería | Plantas de interior | El Riego en plantas domésticas

El riego en las plantas domésticas


Mueren muchas más plantas por exceso de riego que por ninguna otra causa. Las plantas son seres vivos y eso significa que sus necesidades, tanto de alimentación como de hidratación, dependen de muchos factores como por ejemplo el tipo de maceta, el tipo de tierra, la época del año e incluso donde se encuentran situadas en el hogar. Por tanto, salvo que apliquemos algún sistema de riego que permita que la planta se administre el agua cuando lo necesite, como son las jardineras de auto riego o el sistema RIDO, el riego de las plantas es probablemente la actividad más delicada en el cuidado de las mismas.

Como es sabido, las plantas no crecen al mismo ritmo durante todo el año, en primavera y verano necesitan mucho agua ya que es la época del año en la que la mayoría de plantas echa nuevas hojas y nuevas raíces, amén de la mayor evaporación que existe en el ambiente. Esto por tanto hace que las plantas en esta época del año requieran mucha energía, por lo que la cantidad de agua que se necesita es mayor. Sin embargo, en invierno la luz del día se reduce lo que provoca una menor actividad fotosintética y por tanto un menor consumo de energía lo que conlleva una reducción en la necesidad de agua.







 
 



 





 

 





 
 


La mayoría de personas seguimos el mismo patrón de riego en las plantas, cuando compramos alguna planta en el centro de jardinería, preguntamos al vendedor... "oiga, y esta planta... ¿cada cuanto la tengo que regar? Y la respuesta suele ser o "una vez por semana" o "2 veces por semana", dependiendo de si la planta requiere más o menos humedad. Normalmente seguimos el consejo del vendedor y hasta puede que en verano nos atrevamos a darle un poco más de agua a la planta por aquello del calor, pero el problema no está en el verano. Sabía usted que es en invierno cuando la mayoría de plantas muere? Por qué? Pues porque seguimos regándolas con el mismo patrón de riego que nos dijeron cuando compramos la planta, una o dos veces por semana.

planta-interior

 

En invierno, salvo que la planta se encuentre cerca de una calefacción o le de constantemente el sol, la necesidad de agua se reduce casi en un 70%, pero nosotros seguimos regándola una o dos veces por semana y el agua que sobra se queda en el platito que solemos poner debajo de la maceta para que "la planta tenga una reserva extra de agua", pero qué sucede? Que encharcamos las raíces propiciando dos situaciones que a la postre son fatales para una planta, por un lado la aparición de hongos que terminan por atacar a la planta por la raíz y la matan y por otro lado la eliminación del oxigeno que existe entre las raíces y la tierra que es absolutamente necesario para el desarrollo de una planta, lo que conlleva finalmente a la muerte de la misma por asfixia, y claro, como el primer síntoma de asfixia de la planta es el color amarillento de sus hojas, nosotros pensamos que lo que ocurre es que le falta agua y qué hacemos? Terminar de asfixiarla regándola más, ¿Le suena esta situación? No se sienta mal, le pasa a la mayoría de personas.

A pesar de que como digo, sólo aquellos sistemas de auto riego que permiten a la planta suministrarse el agua bajo demanda, en estos artículos definiremos las plantas domésticas de interior más comunes y sus patrones de riego más normales, pero recuerde, siempre depende de donde estén situadas dentro del hogar, de en qué época del año se encuentra y de si la planta de por si necesita mucha o poco agua.

 

Plantas:
Planta
Planta
Planta
Planta
Planta
Planta

 

 

Búsqueda personalizada
comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email