Paradores de España para un viaje romántico

¿Un viaje para San Valentín? ¿Un aniversario? ¿Un fin de semana inolvidable? No hay nada mejor para celebrar una ocasión especial que escaparte unos días a un bonito parador con tu pareja. La empresa Paradores nos ofrece una lista de cuales son sus 10 paradores más románticos de España, pero en realidad ¡cualquiera de sus 94 paradores puede ser perfecto si vamos bien acompañados!

1. Parador de Jarandilla de la Vera, Cáceres.

Ubicado en el Monasterio de Yuste, rodeado de un entorno natural excepcional se encuentra este parador. Con torreones, patio de armas, piscina, olivos y naranjos, nos ofrece un ambiente de tranquilidad e intimidad perfectos para pasar unos días muy especiales. Además podremos disfrutar de Jarandilla, un pueblo con mucho encanto, historia y tradición, y realizar actividades de senderismo entre los maravillosos paisajes extremeños. 

El parador de Jaramilla de la Vera cuenta con un restaurante, dónde las migas extremeñas, patatas revolconas, sopa de tomate, cuchifrito de cochinillo, caldereta de cabrito o los repápalos con leche y canela, te harán olvidarte de la dieta.

Foto: Paradores.es

2. Parador de Ribadeo, Lugo.

Este parador situado en la desembocadura del río Eo se convierte en un mirador, rodeado de verde y de mar, ofrece unas vistas maravillosas de la ría de Ribadeo y de los pueblos. Con un estilo marinero, elegante y cuidado, podremos disfrutar de la belleza de un pequeño pueblo gallego y de sus detalles que preparan si los pedimos exclusivamente para enamorados. 

Esta es una escapada perfecta si buscamos actividades más deportivas. Aunque es imprescindible ver sus edificios de gran interés arquitectónico como Torre De Los Moreno y Ayuntamiento, que no se encuentran muy lejos del Parador y la Playa de las Catedrales que se encuentra a solo 10km del parador. Como era de esperar, los restaurantes de este pueblo nos ofrecen una riquísima cocina tradicional gallega como las empanadas, el lacón, los mariscos y los vinos gallegos. 

Foto: Paradores.es

3. Parador de Baiona, Pontevedra.

Una fortaleza protegida del mar abierto por una bahía, con unos jardines perfectos para pasear y unos atardeceres preciosos frente al mar, que harán que tengas ganas de quedarte ahí  para siempre. Este parador destaca por su elegancia y por sus maravillosas vistas al mar y a las Islas Cíes y como no, por su gastronomía, dónde destacan los mariscos y los pescados.

En Baiona podremos disfrutar de sus calles de piedra y el verde de sus montes mezclado con el olor a mar, además si nos gustan los paseos por la playa existe una ruta de las playas, dónde dependiendo de la época del año en que vayamos podremos desde tomar el sol, hasta realizar las actividades náuticas que nos ofrecen. 

 

Foto: Paradores.es

4. Parador de Ferrol, A Coruña.

Otro parador muy de costa, esta mansión típica gallega nos espera rodeada de un ambiente muy marítimo. Decorado con elementos náuticos, con unas habitaciones con vistas de ensueño y con rincones mágicos escondidos por el hotel, nos regala la posibilidad de desconectar y dejarnos llevar con nuestra pareja. Además, de con su increíble gastronomía gallega, nos conquistara con su atardecer y su estilo señorial.

El Parador de Ferrol nos invita al descanso, y a descubrir esta ciudad llena de historia tanto naval como militar  y a disfrutar de la naturaleza y la arquitectura de la zona.

Foto: Paradores.es

5. Parador de Argómaniz, Álava

Ubicado en un antiguo palacio renacentista, es un lugar tranquilo y relajado, la mejor opción si lo que buscamos es el silencio y la paz de la naturaleza. Podrás disfrutar de una excelente gastronomía y de los vinos de La Rioja Alavesa en su bonito restaurante de techos de madrea, y después de una buena comida podrás pasear por sus senderos. Se encuentra tan solo a 15 minutos en coche de Vitoria, por lo que es una gran opción si queréis visitar esta ciudad histórica pero moderna la mismo tiempo. 

Foto: Paradores.es

6. Parador de Gijón, Asturias.

Este parador está ubicado en un viejo molino, rodeado de naturaleza, lo que lo convierte en realmente muy acogedor y perfecto para escaparte con tu pareja durante unos días. Tiene un interior acogedor y un restaurante que no te dejará indiferente. Este parador nos ofrece la posibilidad de pasear por la playa y visitar varios puntos de interés en Gijón como el barrio marinero de Cimadevilla, el cerro de Santa Catalina o la Laboral Ciudad de la Cultura de Gijón. Además, con un poco de suerte podréis ver nevar. 

Foto: Paradores.es

7. Parador de Mazagón, Moguer Huelva.

Este parador paradisíaco, situado en el Espacio Natural de Doñana y con unas vistas maravillosas al océano, nos espera para disfrutar de la tranquilidad y la paz y enamorarnos un poquito más si cabe. Depende de la época del año en que vayamos podremos desde descansar en las hamacas del jardín y bañarnos en la piscina, hasta disfrutar del jacuzzi y su zona wellness. En su restaurante podremos encontrar un poco de mar (gambas, coquinas y langostinos) y un poco de montaña (jamones de jabugo, lomos y patés ibéricos).

Foto: Paradores.es

8. Parador de Cangas de Onís, Asturias.

Un parador ubicado en medio de las montañas con unas vistas espectaculares, perfecto para disfrutar de la naturaleza de montaña alejados de todo lo urbano. Este parador es un edificio formado por paredes de piedra y madera, con un estilo muy elegante, cálido y tradicional. que nos ofrece la posibilidad de escaparnos a la montaña o a la playa y disfrutar de maravillosas rutas al aire libre. Además, en Cangas de Onís podremos disfrutar del Parque Natural de los Picos de Europa, el Santuario, los lagos de Covadonga, el pueblo de Llanes o Ribadesella.

Foto: Paradores.es

9. Parador de Santillana del Mar, Cantabria.

Este parador es una casona tradicional, pero bien restaurada, declarada como Monumento Nacional. Sus habitaciones invitan al descanso y a la traquilidad, mientras que el pueblo de Santillana del Mar nos invita a perdernos por su casco histórico y viajar al pasado con sus bonitos edificios y calles medievales. Podréis disfrutar la Casa de Águila, la Cada de la Plaza, la estatua del Homenaje al hombre de Altamira o del Ayuntamiento. 

Foto: Paradores.es

10. Parador de Cambados, Pontevedra.

Este parador construido en una elegante mansión, con su terraza y sus bonitas habitaciones, te ofrecen una tranquilidad absoluta. Podremos hacer escapadas a la Ría de Arousa, a las Rías Baixas y al bonito pueblo de Cambados, el casco antiguo del cual, fue declarado Bien de Interés Cultural, dónde si tenemos suerte podremos disfrutar de la fiesta del Albariño celebrada el primer domingo de agosto. Pero si no no os preocupéis, porque tanto su espléndida gastronomía como su típico vino blanco están disponibles todo el año. Podremos visitar el Museo del Vino, las Ruinas de Santa Mariña Dozo, hacer rutas por las bodegas y viñedos, ver la Plaza de Fefiñáns o la Iglesia de San Bieito, entre muchas otros lugares de visita imprescindibles.

Foto: Paradores.es

Fuente: Paradores.es

Lecturas relacionadas: