Es importante poner a los bebés boca abajo

¿Qué ventajas tiene poner boca abajo a un bebé?

El miedo a la muerte súbita del lactante ha hecho que muchos padres no coloquen a sus hijos boca abajo nunca. Sin embargo, es muy importante para el desarrollo del bebé  que pase periodos cortos de tiempo en esta posición.

Es importante poner a los bebés boca abajo

Cuanto menos tiempo pasen los niños boca abajo durante el primer año, más lentamente podrán adquirir ciertas habilidades motoras como levantar la cabeza, gatear o ponerse de pie.

Cuando el bebé se encuentra boca abajo, el levantamiento de la cabeza le permite explorar el mundo por sí mismo. Además, el tiempo que pasa boca abajo le ayuda a aumentar la fuerza de la espalda, piernas, brazos y cuello, lo que le va a permitir comenzar a sentarse o a gatear antes. 

Poner al bebé de forma regular boca abajo también le ayuda a evitar el desarrollo de plagiocefalia o cabeza plana, y es especialmente útil para los bebés con tortícolis.

A muchos bebés no les gusta que los pongan boca abajo, y aunque al principio es normal que se quejen y lloren, poco a poco se sentirán más cómodos. Necesitan ir cogiendo fuerza, y el beneficio a largo plazo merece la pena.

Se puede comenzar a las dos semanas del nacimiento poniendo al recién nacido sobre el abdomen o el regazo de los padres de dos o tres veces al día durante períodos cortos de tiempo. A medida que el bebé vaya creciendo, y haciéndose más fuerte, se le puede colocar sobre una manta en el suelo.

Pruebe a colocar algunos juguetes cerca de su alcance y a colocarse a su nivel para hablarle o cantarle. Puede ser útil ponerle una toalla enrollada o una pequeña almohada bajo sus axilas para darle un poco de apoyo y hacer llegar a los juguetes más fácilmente. Progresivamente, el bebé se irá acostumbrando a permanecer más tiempo boca abajo. Es muy importante no dejar nunca al bebé sin supervisión durante el tiempo en que esté boca abajo. 

 

Añadir Comentario