¿Por qué lloran los bebés?

Razones por las que puede llorar un bebé y qué hacer para tranquilizarlo

Que los bebés lloren es normal, el llanto del bebé es la única forma que tienen de llamar la atención de sus padres y expresar que algo les está molestando y  necesitan que se les atienda pero a veces es difícil averiguar qué es lo que un bebé está necesitando cuando llora, con el tiempo, se consigue aprender a reconocer qué es lo que el bebé necesita y cómo aliviar o calmar su llanto.
 
¿Por qué lloran los niños?
 

Motivos habituales por los que puede llorar un bebé 

  • Hambre o sed. El hambre es una de las razones más comunes por las que un bebé llora. Los bebés tienen un estómago muy pequeño que rápidamente se llena y rápidamente se vacía, sobre todo en el caso de que el bebé esté siendo amamantado.
  • Estimulación. A veces el exceso de estimulación (las luces, el ruido,…) puede hacer que los bebés se sientan sobreestimulados y esto les haga sentirse molestos. El exceso de atención y mimos también puede sobreestimular al bebé, y hacer que se sienta nervioso. Este exceso de nerviosismo lo canalizan con el llanto.

En el caso contrario, hay bebés que son más nerviosos y necesitan ser más estimulados. Necesitan que se les estimule más para que dejen de llorar (llevarlos al parque, jugar con ellos,…).

  • Molesto. Un bebé puede sentirse molesto porque el pañal está demasiado apretado, porque está sucio y necesita que se lo cambien,…

Algunos bebés sufren de gases o cólicos, y esto puede hacer que lloren mucho. Cuando un bebé tiene cólicos presenta un llanto inconsolable durante al menos tres horas al día, por lo menos tres días a la semana, por lo menos tres semanas seguidas.

Los bebés tragan aire cuando se amamantan o chupan de un biberón. Algunos bebés se sienten muy molestos por lo que a veces puede que sea necesario hacerlos eructar después de comer.

  • Calor o frío. No hay que guiarse por las manos o los pies del bebé, ya que normalmente suelen estar fríos. Para comprobar si el bebé tiene calor o frío lo mejor es poner la mano encima de su barriga o en su espalda.
  • Dolor. Cuando un bebé está enfermo, probablemente llorará en un tono diferente (más débil, más urgente, continuo o agudo,…). Hay que estar atentos a estos cambios en el llanto.
  • Están cansado.  A veces los bebés tienen dificultades para conciliar el sueño, especialmente si están muy cansados y esto les pone irritables porque no consiguen dormirse. Intenta buscar un lugar tranquilo y háblale con suavidad para intentar ayudarle a dormir
  • Necesitan atención. A veces, tomar al bebé en brazos o hablarle puede ser suficiente para calmar el llanto.
 
Lecturas relacionadas: ¿Por qué lloran los bebés?
 

Añadir Comentario