Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal es una de las alteraciones dermatológicas más frecuentes en los niños. Una buena higiene de la zona es la mejor prevención para la dermatitis del pañal

Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal es una irritación e inflamación de la piel en contacto con el pañal como consecuencia de un exceso de humedad y de la fricción de esta zona. El contacto prolongado con las heces y la orina, la temperatura elevada de la zona y el uso de detergentes contribuye a la activación de varias enzimas que irritan la piel.

Es un problema frecuente en el primer año de vida de los niños, aunque también puede presentarse en niños mayores o adultos con incontinencia o parálisis de diversas causas, que necesiten usar pañales.

Aunque se desconoce la prevalencia exacta de la dermatitis del pañal, se estima que entre un 7 y un 35% de los niños tienen esta dermatitis en cualquier momento de su lactancia, y que afecta por igual a ambos sexos.

Síntomas de la dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal se caracteriza por eritema, ligero edema, lesiones papulares, eccematosas o ulceración.

Tipos de dermatitis del pañal

Puede mostrarse en varios grados:

  • dermatitis irritativa de las zonas más en contacto con el pañal como son los genitales externos, las nalgas y la zona perianal.
  • dermatitis irritante lateral. Aunque es poco frecuente, afecta a la zona lateral que corresponde a la zona del pañal que carece de material absorbente, y en la que se produce un contacto directo y prolongado con el material plástico.
  • dermatitis irritativa por químicos. Se produce como consecuencia de la aplicación de sustancias asépticas, detergentes o perfumes en la zona del pañal.
  • dermatitis irritativa perianal. Se debe a la irritación de la zona anal y perianal por contacto prolongado o repetido con las heces y/o la fricción excesiva con productos de limpieza como toallitas o jabones.

El diagnóstico se realiza mediante la exploración física, y hay que diferenciarla de otras erupciones del área como la dermatitis seborreica, la dermatitis atópica, la dermatitis alérgica de contacto y la psoriasis.

Causas de la dermatitis del pañal

Fricción

La mayoría de las dermatitis del pañal son causadas por la fricción que se desarrolla cuando la piel sensible del bebé se frota con los pañales mojados.

Irritación

La piel debajo del pañal se pone roja al contacto con las heces, la orina o los productos de limpieza.

Introducción de nuevos alimentos

Esto puede cambiar el contenido de las heces del bebé.

Infección bacteriana o por levaduras

El área cubierta por el pañal es especialmente vulnerable a este tipo de infección porque es un lugar cálido y húmedo, lo que supone un perfecto caldo de cultivo para este tipo de microorganismos.

Reacción alérgica

La erupción puede ser una reacción a las toallitas húmedas, pañales, detergente, jabón o loción.

Piel sensible

Los bebés con enfermedades de la piel, tales como dermatitis atópica o eczema, pueden ser más propensos a desarrollar dermatitis del pañal.

Uso de antibióticos.

La complicación más habitual de la dermatitis del pañal es la debida a infecciones, especialmente por Candida albicans, que se manifiesta como un eritema intento de color rojo violáceo con formación de pápulas y pústulas de 1-2 m.

Tratamiento de la dermatitis del pañal

El mejor tratamiento para la dermatitis del pañal es mantener la piel del bebé tan limpia y seca como sea posible.

En los casos leves generalmente se puede tratar con remedios caseros, pero en los casos más graves, en los que los signos y síntomas de la dermatitis de pañal no mejoran después de varios días de tratamiento, y aparece incluso fiebre, es importante acudir a un médico ya que podría necesitarse tratamiento farmacológico.

Entre los remedios caseros se recomienda:

  • Lavar la región afectada con agua tibia después de cada cambio de pañal.
  • Evitar los jabones y toallitas que contengan alcohol o perfume. Utilizar jabones ácidos o neutros.
  • Después de cada cambio de pañal, es recomendable lavarse bien las manos para prevenir la propagación de bacterias o levaduras a otras partes del cuerpo del bebé.
  • Es aconsejable que el bebé pase el mayor tiempo posible sin el pañal para permitir que la piel permanezca seca y comience a sanar.
  • Aumentar la frecuencia del cambio de pañales. Parece que uno de los factores clave en la prevención de la dermatitis irritativa del pañal parece ser el número de cambios de pañal al día.
  • Aplicar una crema para la erupción de pañal que actúe como barrera entre la piel del bebé y el pañal sucio. Para este fin son adecuadas las pastas o pastas al agua con  óxido de zinc, dexpantetol o con sustancias que inhiban la acción de las enzimas fecales.
  • No apretar demasiado los pañales. Si están demasiado apretados impiden el flujo de aire en la región del pañal, lo que favorece la creación de un ambiente húmedo.
  • Usar pañales de una talla superior a la habitual.
  • Utilizar pañales extra-aborbentes. Los pañales desechables que se usan actualmente poseen un material absorbente en gel que posee la capacidad de absorber varias veces su propio peso en orina, además reduce el pH de la zona del pañal. Este compuesto varia, tanto en composición, cantidad y distribución, en función de los fabricantes.
  • Aunque en el pasado, era común el uso de polvo de talco para proteger la piel de un bebé y absorber el exceso de humedad, actualmente los médicos no lo recomiendan ya que el talco inhalado puede irritar los pulmones. 

Si la dermatitis del pañal persiste, y necesita acudir al médico, los fármacos más comúnmente usados son para reducir o eliminar la inflamación son:

  • Crema con hidrocortisona.
  • Crema antimicótica, si se debe a una infección por hongos.
  • Antibióticos tópicos u orales, si tiene una infección bacteriana
  • Cremas con esteroides

Estos fármacos sólamente pueden ser utilizados si son previamente recetados por un médico, y no de deben de ser utilizado profilácticamente.

 

Temas relacionados con: Dermatitis del pañal

Añadir Comentario