¿Quién debe vacunarse de la tosferina?

La tosferina es una infección bacteriana aguda del tracto respiratorio causada por una bacteria.

La forma de prevenir la tosferina es a través de la vacunación.
Cada año se registran muertes de niños a causa de la tosferina, principalmente entre bebés que son demasiado pequeños para vacunarse.
En la mayoría de los calendarios de vacunación se dan varias dosis de la vacuna generalmente entre los 2 y los 24 meses de edad.
¿Quién debe vacunarse de la tosferina?
 

Es más peligrosa en bebés menores de tres meses.

De acuerdo con los calendarios de vacunación, la primera dosis de la vacuna contra la tosferina no se debe administrar antes de los 2 meses de edad. Por lo que desde que el niño nace hasta el momento en que recibe la primera dosis de la vacuna, el bebé es más susceptible a poder enfermar.
Las últimas evidencias científicas muestran que la estrategia más efectiva contra la tosferina es vacunar a las embarazadas en las últimas semanas de gestación, para que así la madre pueda transmitir a su hijo los anticuerpos necesarios para que esté protegido contra la infección hasta que cumpla los dos meses de edad.
Las muertes causadas por la tos ferina son más comunes en los niños pequeños, que mueren por neumonía, una de las complicaciones de la tosferina.
Los niños afectados también están expuestos a complicaciones como la atelectasia, la pérdida de peso, aparición de hernia, convulsiones y encefalopatía (probablemente debido a la hipoxia).
 

¿Cuáles son los síntomas de la tosferina?

Inicialmente, los síntomas son parecidos a los de un resfriado común con estornudos, secreción nasal, fiebre baja y tos leve. Los síntomas generalmente aparecen después de 7 a 10 días después de la infección, pero también pueden aparecer hasta 21 días después.
¿Quién debe vacunarse de la tosferina
Dos semanas después, la tos se vuelve más grave con numerosos ataques de tos. Los bebés de menos de 6 meses de edad no pueden toser, por lo que presentan dificultades respiratoria y asfixia, por lo que son los más propensos a morir de la enfermedad a menos que reciban el tratamiento adecuado.
La terapia con antibióticos es el tratamiento de elección para la tos ferina. Los antibióticos pueden reducir la duración de la enfermedad, especialmente si se administra en las primeras etapas.
 

¿Quién debe vacunarse contra la tosferina?

Desde que apareció la vacuna contra la tosferina se ha dado prioridad a inmunizar a los niños durante el primer año de vida.
La vacuna contra la tos ferina se da generalmente en combinación con la vacuna contra el tétanos, la difteria, la polio y la hepatitis b. Se dan tres dosis de la vacuna generalmente entre 2 y los 12 meses de edad. Se recomienda poner otra dosis a 11-24 meses de edad y otra dosis entre 3 y 6 años de edad.
Las últimas evidencias muestran la efectividad de vacunar a las mujeres embarazadas durante el tercer trimestre de gestación. De este modo los anticuerpos contra la tosferina pasarán al recién nacido hasta que el niño alcance la edad recomendada para la primera dosis de l a vacuna.
 
 
 
Seguir leyendo:

Añadir Comentario