Cómo ahorrar dinero en ropa: consejos y trucos para gastar menos

Gastar menos en ropa no tiene porque significar que vas a vestir peor, controlar lo que gastas en ropa y zapatos te puede ayudar si lo haces de forma inteligente incluso a poder permitirte comprar prendas de mejor calidad que te durarán más tiempo.

Hay dos cosas fundamentales que tienes que hacer si quieres ahorrar en ropa, la primera es comprobar el gasto mensual que has tenido en ropa durante los 3 últimos meses, si pagas con tarjeta esto lo puedes averiguar fácilmente viendo el extracto bancario.

En segundo lugar saca toda la ropa de tu armario y colócala sobre la cama (a lo Marie Kondo) para ser consciente de la ropa que tienes, ropa, zapatos, bolsos, complementos…Estos dos pasos te servirán para tomar conciencia de la cantidad de ropa que solemos acumular casi sin darnos cuenta.

Ahora que más o menos tienes una idea de la ropa que realmente tiene y del gasto mensual que sueles tener en ropa es momento de ponerte manos a la obra y empezar a comprar ropa de forma más inteligente y así conseguir reducir ese gasto y ahorrar.

Evita las compras impulsivas

Las compras impulsivas son muy habituales, si ves una prenda que te gusta no la compres en el momento, repasa mentalmente tu armario y mira si tienes alguna parecida, tenemos tendencia a comprar la misma ropa una y otra vez deja pasar al menos 24 horas antes de comprarla.

En las tiendas online lo mismo, guarda si quieres la prenda en la cesta de la compra pero no hagas efectiva la compra, deja pasar antes un par de días incluso una semana, puede que pasado ese tiempo ya no tengas la necesidad de comprar esa prenda o ya no te guste tanto como antes.

Fondo de armario con básicos

Camisetas, faldas, pantalones, hazte con un buen fondo de prendas básicas, compra prendas atemporales que puedas combinar fácilmente, camisas y camisetas blancas o amarillas si es el color que va más contigo, jeans, zapatillas…Piensa que la industria textil es uno de los sectores que más contamina, invierte tu dinero en prendas de calidad y deja de comprar “lo que se lleva”, busca tu estilo personal y no te dejes arrastrar por la vorágine de las tendencias que inundan los escaparates de las tiendas y las redes sociales.

Aprovecha los descuentos y las rebajas

Muchas tiendas de ropa tienen descuentos a lo largo del año, aprovecha las rebajas o descuentos a mitad de temporada, usar las tarjetas de fidelización o la suscripción a la newsletter también te puede ahorrar algunos euros, hay tiendas que ofrecen descuentos en la primera compra. Aprovecha las rebajas de invierno para comprar prendas de verano y las de verano para hacerte con prendas de invierno.

Vende lo que no uses

Usa las aplicaciones de venta de ropa de segunda mano para deshacerte de toda la ropa que no uses y consigue de esa forma dinero para ropa nueva o para ahorrar. Para hacerlo más interesante ponte retos si vendes 3 prendas te puedes comprar una nueva.

Compra ropa que combine

Cuando vayas a comprar ropa piensa en la que tienes y en cómo vas a sacar partido a esa prenda nueva, con cuántas prendas de la que ya tienes la puedes combinar, asegúrate de que lo que te compres vaya bien con el resto de tu guardarropa así la usarás más veces.

Comparte ropa con tus amigas 

Si compartes con tus amigas talla y gustos en cuestión de ropa puedes proponerles compartir prendas para momentos como bodas o eventos puntuales. 

Cuida la ropa que tienes 

De esta forma alargarás la vida útil de una prenda y te durará más tiempo. Si tienes cuidado de las prendas que utilizas y sigues las instrucciones de lavado las podrás disfrutar durante más tiempo.

Estas son algunas de las cosas por las que puedes empezar si quieres ahorrar en ropa, empieza a pensar en la ropa como en una inversión y a tomar decisiones más sostenibles y a comprar menos ropa tomando mejores decisiones,  aprende a intercambiar tus prendas y a sacar partido a lo que tienes eligiendo con criterio.

 

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario