Perfieles de ejecutivos, directivos y gente de empresa

El buenazo

En la ley de la selva, es lógico que algunos ejecutivos o directivos piensen que ser "buena persona" -o al menos tener una vertiente "compasiva" dosificada convenientemente-, sea un activo personal de cierto valor. El "buenazo" tiene una buena oportunidad para lograr triunfos en aquellas empresas que han estado sometidas a una "guerra sucia" entre directivos y esta ha llegado a perjudicar seriamente a la empresa.

Tener una imagen de "bueno" puede llegar a ser muy rentable profesionalmente dado que facilitaría promociones automáticamente, aunque en realidad el "parecer bueno" llegue a profesionalizarse...

El "buenazo" por lo general puede que sea un muy duro ejecutivo de empresa al que no le tiembla el pulso cuando tiene que negociar con un proveedor, cobrar la factura de gran un cliente o despedir a un compañero que lleva 30 años trabajando en la empresa. No le tiembla el pulso para hacer lo que la empresa necesita, pero sabe que parecer humano es fundamental.






 






El buenazo profesional

Por tanto, una vez demostrado que es capaz de "hacer todo por la empresa", el "buenazo" ofrece una imagen humana que equilibre su lado "duro". Por lo general, llena su despacho de las fotografías más entrañables de su familia. Comparte con su equipo y jefes decenas de anécdotas familiares entrañables y transmite una vida familiar ejemplar. E insiste e insiste por esta vía hasta que su imagen de hombre "familiar" cala entre compañeros y sobretodo jefes, hasta el punto de ser preguntado por este o aquel problema que contó aquel día y él buenazo tener una nueva oportunidad de mostrar su adnegación y ejemplaridad.

Esta imagen que da de su vida familiar y su papel en la misma, no la reconocería su esposa ni en pintura. Se trata de una estrategia familiar que en la mayor parte de los casos en un puro marketing personal.

Lo que podría ser hasta cierto punto lógico y deseable en la vida normal de la empresa, se convierte en una estrategia si el "buenazo" ve que esta actitud genera resultados. El "buenazo" dona obras de caridad, adopta un niño en un país pobre, ingresa en organizaciones que hacen el bien sin ánimo de lucro. De vez en cuando se inventa problemas personales combinados con una dedicación total a la empresa... Tras un viaje de 15 días fuera: "mi mujer me ha amenazado con la separación", etc. etc. Al lunes siguiente y de vuelta a la oficina "su buena y resignada mujer" le ha perdonado.

El buenazo suele adornar su perfil con mensaje positivos. Habla bien de terceros como estrategia que beneficia su propia imagen. Cuando hay disputas entre compañeros directivos intenta rentabilizar estas actitudes situándose en un "plano superior", mediando como arbitro y cosas por el estilo.

Generalmente el "buenazo", combina esta estrategia con otras descritas en estas mismas páginas correspondientes a otros perfiles.

Ojo: Cuidado con los buenazos!!! Más vale enemigo declarado que amigos buenazos!!! Cuando el buenazo alcanza sus objetivos, puede quitarse la máscara y destapar el verdadero hombre que lleva dentro...

Otros perfiles de directivos, ejecutivos:
El power point El Dale Carnegie style
El enterado El líder
El técnico especialista El sabio
Mister hobby La matahari
El "cumbres" El pijo
El buenazo El super-imagen
Mister Gadget El siervo
El organizador El que realmente sabe
El religioso El "no me acuerdo como soy"
El flemático El mixto
Otros temas relacionados con directivos, ejecutivos

 


Información útil

Impuestos

Declaración de la Renta Último día declaración de la Renta (IRPF)
Calendario laboral 2016


English information

Limitación de responsabilidad: El contenido de este sitio se ofrece a título meramente divulgativo. Se recomienda que confíe sus finanzas a un asesor experto.


comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email