Aumentan los casos de adicción a las pantallas en niños

El uso excesivo de los juegos de ordenador entre los jóvenes parece estar tomando un giro alarmante.

 
Muchos adolescentes se vuelven adictos a los videojuegos, jugando muchas horas seguidas, sin pausas para comer, dormir o incluso ir al baño.Ven el mundo real como falso.
 
Aunque actualmente, la adicción a Internet aún no se considera un diagnóstico clínico, algunos países como China ya consideran este fenómeno como un trastorno clínico que incluso necesita el internamiento de los afectados en centros de rehabilitación para recibir terapia.
 
 
Aumentan los casos de adicción a las pantallas en niños

 

 

Pasar muchas horas al día frente a las pantallas no se considera saludable para el desarrollo normal de un niño.

 
Durante mucho tiempo, la televisión se ha considerado una “niñera”, y aunque sigue siendo el medio dominante, los ordenadores, tabletas y teléfonos móviles están tomando terreno gradualmente.
 
Muchos niños, incluso antes de comenzar a hablar, ya juegan con los teléfonos móviles y tabletas de sus padres para entretenerse cuando deberían estar observando el mundo que les rodea e interactuar con otros niños o con sus cuidadores.
 
Antes de los 2 años, los niños no deben estar expuestos a ningún medio electrónico. El cerebro de un niño se desarrolla rápidamente durante estos primeros años, y los niños pequeños aprenden mejor mediante la interacción con la gente, que con las pantallas.
 
Los niños mayores y adolescentes no deben emplear más de 1 o 2 horas al día con pantallas, y preferentemente durante este tiempo deben utilizar contenido de alta calidad. Los niños deben pasar más tiempo jugando al aire libre, leyendo, haciendo pasatiempos o usando su imaginación en el juego libre.
 
El uso intensivo de los medios electrónicos puede tener efectos negativos significativos en la conducta, la salud y el rendimiento escolar los niños.
 
  • Aquellos que ven mucha violencia simulada, común en muchos videojuegos populares, pueden llegar a ser inmune a ella, y tener más tendencia a actuar con violencia y a tener menos empatía.
 
  • Los adolescentes que ven programas de televisión violentos tienden a para ser más agresivos y más propensos a pelearse con sus compañeros y discutir con sus profesores o padres.
 
  • El abuso del tiempo de pantallas repercute en el rendimiento escolar, ya que se emplea menos tiempo en la lectura y el estudio.
  • Pasar muchas horas delante de dispositivos electrónicos también fomenta un estilo de vida sedentario y el abuso de alimentos ricos en calorías, lo que puede acabar desencadenando una epidemia de obesidad entre los más jóvenes.
  • Aunque se ha encontrado que los niños que son grandes consumidores de productos electrónicos pueden convertirse en expertos en multitarea, pero pueden perder la capacidad de centrarse en lo que es más importante.
 
 
Seguir leyendo:

Añadir Comentario