Este es el ritual de belleza de las coreanas para tener la mejor piel del mundo

Cuando leas los 10 pasos del ritual de belleza coreana, te darás cuenta de lo mal que lo has estado haciendo hasta ahora…

Los 10 pasos del ritual de belleza coreana para una piel perfecta

Es un hecho. Las asiáticas, y en particular, las coreanas, tienen la mejor piel del mundo. Y a parte de la genética y la alimentación, hay otro factor muy importante que les ayuda a ello.

Se trata de la rutina diaria de limpieza, tonificación e hidratación que cada una de ellas sigue con su piel, y que a continuación os voy a relatar. 

Os explicaré paso a paso, el orden que deben seguir, así como la frecuencia de cada uno de ellos (no todos los pasos se deben realizar a diario) y la forma en que debes aplicarlos.

¿Preparadas para conseguir una piel espectacular? Coge lápiz y papel y apunta:

1. Desmaquillar

Este paso es prescindible si no has usado maquillaje ese día.

Parece un punto sencillo, coges una toallita desmaquillante y ¡hecho! PUES NO, claro que no es tan fácil (además, lo de limpiarse con una toallita es una auténtica guarrada). Este punto consiste en dos partes: UNA OLEOSA Y OTRA ACUOSA, que no suelen explicar muy bien las revistas occidentales. En ellas te pone que debes elegir un desmaquillante oleoso y limpiar con él toda tu cara, ERROR. El limpiador en aceite es EXCLUSIVO para los ojos, donde la piel de la zona es más débil y la pintura más persistente. Si lo utilizaras en el resto de la cara, al contener aceites, te llenarías de granos como una paella. Coges un algodón pones un poco de loción y la aplicas en los ojos SIN FROTAR.

El acuoso, no se trata como dicen, de un gel jabonoso (que es el punto siguiente), sino de un desmaquillante al agua, como por ejemplo, el agua micelar, que desmaquilla pero sin aportar grasa a la piel. Se utiliza después del desmaquillarte de ojos y, además de liberarte del maquillaje, te deja la piel con una textura muy ligera. Igual que en el punto anterior, se aplica con algodón. Este paso también es una opción cuando te acabas de despertar, para eliminar el sebo que se ha producido durante las horas de sueño.

2. Limpieza

Dos veces al día de forma obligatoria, una por la mañana nada más despertarte y otra por la noche

Utiliza un gel neutro. Pon una pequeña cantidad en la mano y aplica en la cara en movimientos circulares, sin olvidarte NUNCA del cuello. Aclara con abundante agua NUNCA caliente, siempre tibia o fría. 

Los 10 pasos del ritual de belleza coreana para una piel perfecta

 

 

3. Exfoliación

De dos a tres veces por semana, siempre por la noche.

Se trata de un gel con microgranulos o con algún tipo de ácido (depende del que te compres, según tu piel), que te ayuda a eliminar poros, granos y pieles muertas que se van a cumulando en la cara a lo largo de los días. No es bueno hacerlo a diario, porque estarás eliminando excesivas capas de piel, lo que te puede producir irritación, rojeces y hasta manchas. Igual que el gel de limpieza, se aplica en la cara en movimientos circulares, dejándolo un par de minutos una vez aplicado para que la piel lo asimile y actúe. Se aclara igual que en el punto anterior. 

4. Tonificar

Este paso es necesario cada vez que limpies tu cara con el gel, es decir, dos veces al día, por la mañana y por la noche.

El tónico es un paso fundamental en el ritual de belleza, que por norma general nos lo saltamos. Es necesario porque su función para la piel es regular el ph, eliminar posibles restos de gel y cerrar los poros. Hay diferentes tipos de tónicos, según tu tipo de piel, y se aplica, poniendo una pequeña cantidad en un algodón y arrastrando por la piel, dando una sola pasada en cada zona.

Los 10 pasos del ritual de belleza coreana para una piel perfecta

 

5. Esencia

Una vez al día, preferiblemente por la noche, después de limpiar y tonificar.

Este paso es relativamente nuevo, ya que en Asia llevan haciéndolo muchos años, pero en Occidente a penas ahora se oye hablar de él. Está a medio camino entre el tónico y el sérum, y su mayor ventaja es su fórmula acuosa, que hace que los activos penetren en la piel a una mayor profundidad que si se encontrasen en fórmulas más pesadas y densas. Las esencias vienen a ser un chupito previo de hidratación para la piel con un plus: antiedad, luminosidad, etc. pero no puedes pasar ni del tónico previo, ni del posterior serúm. Cada uno cumple una función específica.

Para aplicarlo, se vierte la esencia sobre la palma de las manos y presionamos directamente sobre el rostro repetidas veces, dando toques sobre la piel para estimular la circulación y la absorción del producto.


6. Sérum 

Se aplica de 2 a 3 veces por semana, y no es aconsejable para las pieles demasiado jóvenes o grasas. 

El sérum es un tratamiento específico para problemas, como arrugas de expresión, manchas, anti-edad… por lo que no todo el mundo debe utilizarlo, ni porque comprarse el mismo. Se trata de un líquido denso y condensado, así que con un par de gotas tendrás suficiente. Lo pones en las palmas de la mano y luego aplicas en la cara, dejando reposar unos minutos antes de aplicarte la hidratante.

7. Mascarilla

1-2 veces por semana, por la noche.

Este paso es para darle a la piel, de vez en cuando, un chute extra de hidratación y suavidad. Por eso debe ser muy de vez en cuando, para que no se acostumbre a ella. Se aplica dejándola unos minutos en la piel y luego se retira.

Posteriormente se cierra la piel con los pasos siguientes.

Los 10 pasos del ritual de belleza coreana para una piel perfecta

 

8. Hidratante de ojos

1-2 Veces al día, mejor por la noche.

Como bien he dicho anteriormente, la zona de los ojos tiene otra piel diferente a la del resto de la cara, más fina y débil, por lo que el tratamiento de esta zona, debe ser específico, con el fin de eliminar bolsas, ojeras, patas de gallo, y demás problemas relacionados con esta zona. 

Coge una pequeña cantidad y aplícala alternando masaje con golpecitos leves y siempre en dirección ascendente. 

9. Hidratante de cara

2 Veces al día, por la mañana una y por la noche otra diferente y específica

Por las mañanas, después de tanta limpieza, se debe rehidratar la piel con una crema no demasiado densa. Usa las yemas de tus dedos para masajear el producto sobre tu rostro y promover la circulación.

La noche es el momento en que tu piel entra en fase de descanso y se regenera y nutre (entre las 23 horas y las cuatro de la madrugada es cuando alcanza su nivel de actividad máximo), así que debes utilizar una crema exclusiva para este momento, que ayude a este proceso. La textura de ésta debe ser más densa y nutritiva que la de por la mañana.

En ambas partes del día no te olvides NUNCA de hidratar el cuello y el escote.

Los 10 pasos del ritual de belleza coreana para una piel perfecta

 

10. Protector solar

Todos los días, antes de salir a la calle

Si hay un paso que ninguna coreana se salta es la protección solar. A parte de porque les encanta la blancura impoluta de la piel, este ayuda a mantener alejadas las arrugas, las manchas y demás problemas que provoca el sol en la piel. 

Se aplica como una hidratante normal, SIEMPRE después de tu hidratante de día.

Esta debe ser, a partir de hoy, tu nueva rutina de belleza.

Leer más: