Tu nuevo aliado: el champú en seco o dry shampoo

Ya sabemos que no es bueno abusar de los lavados del pelo día si y día también, ya que podemos provocar el efecto contrario y hacer que se ensucie más rápidamente, además de resecamos e irritamos el cuero cabelludo, por lo que se recomienda utilizar champús lo más naturales posibles y dos o tres veces por semana.

Pero tenemos la solución al problema. El champú en seco o dry shampoo es el aliado perfecto para esos momentos de apuro que no tienes tiempo para un lavado de cabeza y necesitas desengrasar la raíz.

¿Cuándo usar el champú en seco?

Úsalo no sólo para momentos de emergencia sino para espaciar los lavados si tienes un cabello muy graso, te aguantará más días sin tener que lavártelo.

Pero… ¡cuidado!, porque el champú en seco no sustituye para nada los lavados, es un recurso para momentos puntuales, para dar volumen y crear textura, además de conseguir más brillo.

¿Cómo usar el champú en seco?

Se pulveriza poca cantidad y a 30 cm de la raíz, se deja actuar durante dos o tres minutos y luego se cepilla o frota suavemente con una toalla para eliminar el residuo. También se puede utilizar el secador para quitar el exceso, pero siempre con aire frío.

champu-en-seco

Vía Giphy

Algunos expertos dicen que la mejor forma de usar el champú en seco es antes de acostarse. Si no tienes planeado lavarte el pelo a la mañana siguiente, aplica champú en seco por la noche. Eso absorberá la grasa del pelo mientras duermes y por la mañana solo tendrás que darte un retoque en las raíces.

Os recomendamos  las dos marcas del champú en seco que hemos probado, una versión low cost de Batiste (3.50 €) y una versión más cara de la marca Klorane (11.50 €)

Vía: Klorane Vía: Batiste

Fotos: Klorane, Batiste

 

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario