Dormir bien: 7 Sencillos y prácticos hábitos que te harán despertar cada día más guapa

Dormir ayuda a que te sientas, y luzcas mucho más guapa, te contamos
siete sencillos y prácticos hábitos para descansar bien, que te harán despertarte cada día un poco más bella.

 

1. Duerme boca arriba

Cuando duermes boca abajo, estás presionando sin querer tu piel, por lo que puedes llegar a causar arrugas. Es más, si duermes de lado, el lado sobre el que sueles dormir, estará más castigado que el otro.
Es mejor dormir boca arriba, incluso con un par de almohadas, si puedes.

2. Utiliza un funda de almohada de satén o seda

Nunca te has despertado con la cara llena de líneas y piensas.. “maldita funda, me ha dejado la cara como un cuadro”. Pues esto, a largo plazo pasa factura.
La seda y el satén, debido a su textura, suaviza arrugas y líneas de expresión. Son materiales que se caracterizan por deslizarse con mucha suavidad y delicadeza, por lo que se arrugan menos y te evitan arrugas.

3. Cambia las fundas de tu almohada

Es tu cara la que reposa sobre un nido de bacterias y gérmenes, que aporta tu pelo y tu saliva a la almohada. Por eso debes cambiar las fundas constantemente, es más, el día que no la cambies deberías darle la vuelta.

4. Límpiate la cara antes de dormir

Te podría dar millones de razones para que no durmieras nunca más con la cara llena de maquillaje. Pero simplemente te diré, que si no quieres despertarte como un mapache, con la cara llena de suciedad y con un alto riesgo de que se obstruyan los poros de tu piel y aparezca acné…. es suficiente razón para que no lo hagas, ¿no crees?

5. Hidratación máxima

Los productos de belleza siempre funcionan mejor durante “el ciclo de reparación de la piel” que es por la noche, por lo que antes de dormir debemos aplicarnos una buena hidratante de noche, utilizar cacao para los labios, e incluso, hidratar las pestañas, con acondicionadores especiales.

6. Dormir con un vaso de agua en la mesilla

Como ya dije en el punto anterior, hidratarse es la mejor opción. Así que un vasito de agua en la mesilla, será algo de anciana, pero es el mejor invento del mundo.
Despertarte a las 4 de la mañana y que un vaso de agua te esté esperando… es placer puro y para tu piel, es el cielo de la hidratación.

7. Recógete el pelo

Lo ideal sería hacernos un turbante, con un pañuelo de seda, como se hacía antaño, pero como eso ya no se estila, otra opción es recogerte el pelo de forma suave, para que no re rompa, ni quede tirante. La idea es que  forma te permita dormir sin problemas y que tu pelo no sufra tirones, ni se engancha, ni se arrugue. Una coleta alta, sin goma, que te permita estirar el pelo, por ejemplo.

 

Lecturas relacionadas:

 

4 Respuestas

  1. Marian 5 años ago
    • Carolina López 4 años ago
  2. Juli 4 años ago
    • Carolina López 4 años ago

Añadir Comentario