“Caro” no significa “mejor calidad”

Todos pensamos que cuando compramos una prenda un poco más cara de lo normal, es porque está mejor hecha, el material es mucho mejor, y el diseño es fantástico, pero no, no siempre es así.

A continuación, os cuento 8 trucos que tienen las compañías de moda o tiendas de ropa, para cobrarte más, y que tu te creas que su ropa es mejor que otra más barata.

1. Poner en la etiqueta “made in Spain”
Por ese simple detalle, la prenda está adquiriendo un valor superior que si pusiera “made in China”.
Lo increíble es que la tela, los cortes y el primer montaje, lo más seguro es que provengan de Asia, pero como la han acabado en España te colocan la etiqueta “made in Spain” y caes en la trampa como un tonto.

2. Los tejidos elásticos se utilizan, en muchas ocasiones, para solucionar problemas de patronaje/costes
Las marcas adoran los tejidos elásticos ya que pueden ser usados por más personas, ya que estos tejidos se adaptan a mayor variedad de tipos y tamaños de cuerpo, algo que soluciona muchísimos problemas de patronaje.
Las telas firmes y sin elasticidad, deben estar bien ajustadas al cuerpo de cada persona, para que sienten bien, y eso, se traduce en menos ventas de una misma pieza, más cantidad de modelos y, por tanto, mucha más inversión.

3. Los adornos son utilizados para desviar la atención de la costura/tejido/modelo
Dime que nunca te has comprado una prenda, por el simple hecho de que llevaba una pedrería preciosa, unas lentejuelas cegadoramente bellas o unos volantes que nunca antes habías visto. ¿A quién le importa en ese momento si el tejido no es del todo bueno, o si no está bien acabada, si para tus ojos, es una prenda preciosa?

4. Utilizar pegamento en vez de hilo, para fijar detalles o acabados, más fácil, más barato
Hay millones de pegamentos para tejidos que lo que hacen es permitir un acabado más rápido, y por tanto, más barato. Pero esto, dura lo suficiente como para que caigas rendido ante la pieza de ropa, te la pongas cuatro veces, se estropee, se caiga o se rompa y tengas que ir a comprar otra… ¡No son listos, que va!

5. En los tejidos de rayas, cuadros, o dibujos completos, en vez de “cuadrarlos” giran las telas y lo llaman “diseño”
Este es mi punto favorito.
Cualquier persona que haya construido una prenda, que tenga un dibujo determinado, cuadros, por ejemplo, sabe lo importante que es que “casen” entre ellos, para que simplemente veas una pieza perfecta. Como esto supone tiempo, y el tiempo es dinero, le dan la vuelta a la pieza y, como no coinciden, te dicen que es “diseño”.
¡JÁ!
(Post relacionado: Pequeños detalles que te hacen un profesional)

6. Utilización de tejidos de menor calidad (y sintéticos) que te venden como “novedad” y “moda”
Como es el caso del neopreno.
El neopreno, por lo general es un tejido barato, sintético, que coge arrugas con facilidad y se desgasta rápidamente. Es cierto que hay diferentes modelos de este tejido, pero es, por lo general, es un tejido de baja calidad.
Así que da igual si tu abrigo de neopreno es de Stella Mcartney o de Zara, el desenlace para él, será el mismo.

7. Uso de botones de plástico y metales de bajo coste, recubiertos con oro o plata.
¿Te cuento el final de la historia de estos botones de plástico bañados en plata? ¿o la sabes?
Por lo general, en las tiendas que compramos, a no ser que vayas a Chanel o Dior , los materiales que utilizan para los adornos o botones, son de baja calidad y metales baratos y fáciles de moldear, y aunque los recubran de oro, en un par de lavadas, encontrarás unos botones pelados, y sin vida.

8. Poca atención en el interior de la prenda y los acabados, porque nadie se fija
Cuando te vas a comprar una prenda, nadie (excepto yo) vuelve la prenda y mira si está mejor o peor acabado, si el botón está bien reforzado, o la costura sigue un orden…
Nadie lo hace, y las empresas lo saben, porque acaban las prendas como quieren y pueden.

Añadir Comentario