Empresa y el trabajo colaborativo (web 2.0)

Empresas y trabajo colaborativo: ¿cómo asimilar esta cultura?

El trabajo colaborativo, las comunidades, las redes sociales están de moda. Algunos especialistas califican a las multitudes como inteligentes y con capacidad de organizarse de forma autónoma y espontánea con el apoyo de las nuevas tecnologías e Internet. Don Tapscott, y Anthony D. Williams son autores de Wikinomics, un libro que muchos ejecutivos de empresas modernas deberán leer.  

Empresas y trabajo colaborativo

El éxito de la web 2.0 es aplastante. Millones de personas repartido en todo el planeta comparten, crean, debaten artículos, fotos, vídeos, etc. Redes sociales, wikis o blogs… Internet ha propiciado un nuevo modelo de trabajo y de relación entre las personas.

Las empresas, expectantes ante el fenómeno, no alcanzan a comprender muchas de las motivaciones de las personas que lo protagonizan. Hay pocas respuestas a la hora de interpretar el éxito de proyectos colaborativos como Wikipedia, WordPress, Flickr, Linux, YouTube o Second Life. En el fondo, una cultura de éxito, alejada de los valores, principios y métodos vigentes en la empresa. La entidad de estas redes de trabajo colaborativo está llamada a tener algunas repercusiones todavía no bien asimiladas en la organización de las empresas, donde priman estructuras jerárquicas.

A la empresa le conviene plantearse cómo asimilar el desarrollo y éxito de estos nuevos y potentes modelos de producción, autoorganización, que sin costosos controles, incentivos, etc. funcionan y dan resultados muy apreciables. Aunque la organización jerárquica típica de la estructura empresarial no ha desaparecido, las compañías globales ya no pueden ignorar “la aparición de nuevos y potentes modelos de producción basados en la comunidad, la colaboración y la autoorganización, y no la jerarquía y el control”, según explican los autores en la introducción de este libro.

El libro wikinomics

Los autores del libro Wikinomics, Don Tapscott y Anthony D. Williams, creen que la creciente oleada de creaciones y colaboraciones al estilo de Wikipedia “abrirán la economía” y revolucionarán el modo en que se dirigirán los negocios en el siglo XXI. Se va hacia una nueva representación de la economía que va a cambiar el modo en que inventamos, producimos, diseñamos y distribuimos productos a nivel global.

El propio Internet deja en la cuneta o atrás aquellos proyectos que no se renuevan en esta filosofía. Los sitios web más colaborativos -como Digg.com, especializado en tecnología-, ya han superado a sitios más jerárquicos y establecidos como su rival Slashdot.org. Los autores no dudan en afirmar, que esta nuevo modelo de organización “acabará sustituyendo a las estructuras empresariales tradicionales como principal motor de creación de riqueza de la economía”.

Ejemplos y referentes de trabajo colaborativo relacionados con la empresa

Marketocracy.com, una herramienta de inversión donde miles de personas crean carteras de valores virtuales; los resultados de los 100 usuarios con mejores resultados se utilizan como guía de un fondo de inversión en el mundo real. Este que de forma consistente supera al índice Standard & Poor’s 500.

InnoCentive, reúne a científicos de todo el mundo para dar respuesta a problemas específicos propuestos por las empresas, con la posibilidad de obtener pagos monetarios por su trabajo. Procter & Gamble es uno de los principales clientes de InnoCentive, a pesar de que 9.000 de sus empleados se dedican exclusivamente a la investigación.

La lista es más amplia e incluye ejemplo de un país como Suecia que es capaz de abrir una “embajada virtual” dentro de Second Life con el propósito de atraer a turistas. O la multinacional Boeing en trabajo colaborativo con sus suministradores y fabricantes de componentes para el desarrollo del nuevo modelo 787 de Boeing, el “Dreamliner”.

“The New Science of Sharing”, titula businessweek.com la reseña del libro. Ajustado al lema de la moderna gestión de la economía del conocimiento: “el conocimiento que se comparte crece y mejora”.

Le puede interesar:


Añadir Comentario