El trabajo colaborativo en la empresa

Asistimos a una revolución de métodos de trabajo a través de Internet. El trabajo colaborativo funciona, las comunidades de open source, wikipedia, la actividad en torno a las redes sociales son grandiosos ejemplos de cómo las personas pueden organizarse con herramientas sencillas pero muy inteligentemente concebidas. Internet, la web 2.0 ha abierto otra era en las relaciones laborales y profesionales dentro de la empresa. Pero ¿sabrán aprovecharlo las empresas?

El trabajo colaborativo en la empresa
Las empresas viven una cultura corporativa que insta a competir entre sus miembros. Muchas veces esa competencia es feroz: autopromoción, bonus, influencia y poder, son términos muy cercanos a la filosofía de empresa hoy predominante en casi todos los países del mundo. Prácticas que pueden llegar a ser contrapuestas en el objetivo de crear un clima de trabajo colaborativo.

Cómo introducir el trabajo colaborativo en las empresas

La colaboración entre las personas es una decisión discrecional. La gente tiene que querer compartir ideas y trabajar juntos. Puede ser incentivada, pero no se puede imponer. Al respecto, es necesario cambiar muchas de nuestras ideas relacionadas con nuestras formas de organización y prácticas de liderazgo.

¿Tiene su organización los procesos y prácticas, las habilidades de liderazgo y las relaciones entre los miembros que usted necesita? ¿Tiene la capacidad para motivar y alcanzar el objetivo de que colaboren entre ellos?

Según Tammy Erickson en los últimos años, según investigaciones llevadas a cabo se han identificado las características de las organizaciones que tienen éxito en su objetivo de promover la colaboración.

10 factores que están altamente correlacionados con el éxito en la colaboración

Trabajo colaborativo en la empresa

  1. Sentido del compromiso entre los miembros de la organización
  2. Relaciones basadas en la confianza
  3. Prevalencia de un conjunto de oportunidades
  4. El desarrollo y prácticas de promoción para suscitar la colaboración.
  5. Una filosofía en la organización de apoyo a la “comunidad de los adultos”
  6. Líderes con dos cualidades: capacidad de relación y gestión de las capacidades
  7. Modelos con roles ejecutivos para la colaboración
  8. Comportamiento y procesos productivos eficientes
  9. Una buena definición de las funciones y responsabilidades individuales
  10. Importante: tareas y funciones estimulantes.
Estos diez factores permiten a una organización o empresa incentivar esquemas de colaboración basados en la capacidad y voluntad de compartir información, ideas y puntos de vista de manera productiva.
La capacidad para colaborar puede ser una poderosa ventaja competitiva para una empresa – pero hacerlo con éxito requiere el contexto organizacional correcto.
Una visión complementaria a la de Tammy Erickson es la de Andrés Pedreño que pone énfasis en las condiciones que definen una empresa 2.0. Estas son:
  1. Altos directivos entusiastamente implicados con la introducción y máxima explotación de Internet en la empresa.
  2. La empresa ha sustituido la publicidad convencional por la publicidad contextual, marketin digital en redes sociales..
  3. La empresa aprende y crea una cultura propia en relación al uso de las herramientas digitales. El mundo real y virtual de la empresa iteractúan y ofrecen una creciente convergencia.
  4. El director o responsable de comunicación se sirve eficientemente de canales como Twitter, Facebook y otros similares creando canales corporativos de la empresa.
  5. Se practica en la empresa una cultura de la innovación. Se asume que el conocimiento que se comparte crece, mejora y acentúa una capacidad de innovación acorde con las exigencias del mercado y los ritmos óptimos de adopción de las innovaciones.
  6. Se potencia al máximo el trabajo colaborativo. Se canalizan y se coordinan los esfuerzos individuales y de los equipos a través de herramientas de trabajo colaborativo que ordena, consensua y clarifica los planes y las acciones que se aplican en la empresa.
  7. La reingenería de procesos, las intranets, las herramientas 2.0 permiten minimizar los trabajos burocráticos, mecánicos y repetitivos al máximo. Se pontencia la creatividad y la generación de ideas de los empleados.
  8. La empresa se vuelca en darle protagonismo al usuario a través de Internet. Se eligen las mejores herramientas para que usuario o cliente iteractúe, se implique y se fidelice.
  9. La empresa hace política de precios, “subastas” y comercializa a través de sus páginas web. Decidió hace ya unos meses que ¿si lo hace Ryanair con éxito porqué no nosotros?
  10. La empresa ha comprendido perfectamente el papel de la redes sociales. Tiene un enfoque y estrategia propia que explota hábilmente en el entorno de sus accionistas, empleados, clientes, potenciales clientes, e incluso con otras empresas afines en su sector.

Inspirado en Do You Have the Collaborative Capacity You Need? y en empresa 2.0.