Kanazawa (Japón): 7 razones para viajar a un sitio increible

Hay sitios maravillosos en Japón, pero si hay uno que es el favorito de los japoneses ese es Kanazawa. Ahora con el tren bala moderno desde Tokyo a Kanazawa 500 km en dos horas y media.   Damos 7 razones para no perderte este lugar por nada del mundo.

Jardín de Kenrokuen Kanazawa

Kanazawa (Japón): 7 razones para viajar a un sitio increíble

1. Estrenar el nuevo tren bala

Una oportunidad para estrenar el nuevo tren bala más rapido del Japón (260 km/hora) y su hipermoderna estación de tren, cubierta por una cúpula de cristal brillante. Dos horas y media desde Tokio.

Estación de Kanazawa y su conexión con Tokio vía el tren bala

2. Un ambiente japonés auténtico con pocos turistas.

Un sitio con ausencia total de visitantes extranjeros. Una ciudad de 460.000 habitantes conocida por su increible castillo del siglo XVI en la costa oeste del Japón ha siso durante años el destino favorito para los japoneses. Todo lleno de autenticidad. Si te sales fuera de los circuitos para turistas siempre encuentras algo interesante. Por ejemplo, el  Mercado Omi-cho un buen sitio para comer.

3. Un centro único de artesanía a nivel mundial.

Centro de artesanos que producen objetos bellísimos de de laca, textiles y otras artesanías utilizando técnicas tradicionales. Ciudad UNESCO de Artesanía y Arte Popular. Kanazawa produce prácticamente todo el pan de oro hecho en Japón, donde les gusta cubrir todo, desde los monumentos a los alimentos. Hakuza Honten, una tienda local, es ideal para comprar joyas barnizadas, cuencos… o una réplica de una tetería de shogun del siglo XVI.

4. Un barrio de ensueño:  Nagamachi. 

Kanazawa (se ha librado de terremotos, tsunamis, II guerra mundial…) es un museo vivo de todo tipo, y una de las ciudades mejor conservadas de Japón. Con sus casas de tejas de barro con techo de paredes y árboles vigorosos, el barrio Nagamachi se ve del mismo modo que debía tener cuando guerreros samuráis vivían aquí desde el siglo XVI hasta el XIX. Algunas de las puertas de las mansiones feudales restauradas están abiertas por sus propietarios y se les puede echar un vistazo a sus jardines de musgo con estanques de carpas.

5. Higashi Chaya, gheishas y las hermosas tiendas de madera

Conserva su ambiente de época Higashi Chaya, otra zona histórica, con estrechas calles y tiendas de madera de dos pisos donde vivían los comerciantes del arroz, la seda o los licores.

El mayor atractivo de Higashi Chaya son las geishas que trabajan aquí. Durante el día, las damas van vestidas con kimonos sirven dulces y el té verde en los patios de las casas de té; por la noche, estas artistas de formación clásica con hermosos kimonos, se pintan la cara blanca y entretienen a los clientes adinerados con juegos y bromas ingeniosas mientras degustan comidas típicas japonesas. Todo aderezado con la danza Buyo y tocando los shamisen, un instrumento de tres cuerdas tradicional.

6. El jardín Kenrokuen

Todo un símbolo de la ciudad es el jardín Kenrokuen de 28 acres. Creado y mantenido para el disfrute de los señores feudales que vivían en el castillo vecino. Típico de los jardines japoneses, Kenrokuen se cruza con callejuelas y arroyos que fluyen bajo pasarelas arqueadas. Pinos retorcidos camuflan pagodas clásicas, que proporcionan puntos de meditación para descansar junto a los estanques repletos de flores.

El parque encarna wabi-sabi , la estética japonesa que celebra la transitoriedad y la imperfección. Mientras que los grandes jardines de Europa como los de Versalles-parecen haber sido diseñados con la inmortalidad en mente, los creadores de los jardines japoneses como Kenrokuen respresentaban una manifestación terrenal de lo efímero.

Sakura. flores del cerezo japonés en primavera

En primavera con marquesinas de los cerezos en flor de color rosa; el verano es inundado de azaleas de color rojo sangre. En invierno, para proteger  que las ramas de los árboles se rompan bajo las fuertes nevadas, los jardineros atan trozos de cuerda a las ramas y las fijana los postes de bambú que se disponen a lo largo de los troncos, haciendo que los árboles parecan arañas gigantes. De una temporada a otra, la forma del jardín de Kenrokuen cambia muy sustancialmente.

7. Museo de Arte Contemporáneo

Justo abajo de la colina de la intemporalidad de Kenrokuen se sitúa el Museo del Siglo de Arte Contemporáneo, una estructura austera, circular construida con barcos cargados de vidrio para reflejar su entorno en lugar de competir con él. Su galerías exhiben obras de maestros contemporáneos como Gerhard Richter y Do Ho Suh.

Un contraste de una Kanazawa que ostenta con orgullo en su pasado.  Su museo sin embargo es su guiño al  futuro. Pero las mejores partes de Kanazawa se han mantenido sin cambios durante siglos. Y probablemnte van a durar muchos siglos más.

Viajar a Kanazawa:  información útil

Cómo llegar

El Hokuriku Shinkansen tren de alta velocidad entre Tokio y Kanazawa dura 2,5 horas y cuesta alrededor de 120 dólares.

 

Alojarse en Kanazawa

Por supuesto un Ryokan (casa tradicional japonesa) una de las cinco habitaciones llenas de antigüedades con 140 años de antiguedad en  el Asadaya Ryokan, cuenta con servicio de wellness y es conocido por sus mariscos frescos y artísticamente preparados (alrededor de $ 820 por noche, incluyendo desayuno y cena (Asadaya. co.jp/ryokan ). APA Hotel es otras opción mucho más aseuible un hotel típico japonés, con habitaciones limpias y confortables, de bajo coste, una ubicación muy ventajosa a las afueras de la estación de tren y un precio que es difícil de superar (de alrededor de $ 70, apahotel.com/en). Por último, otra opción, es un Ryokan, también cercano a al estación, Kanazawa Chaya 2-17-21 Honmachi, Kanazawa.

Comer

Desde hace casi 300 años, los Kanazawans van al céntrico Mercado Omi-cho para el pescado fresco, allí, con la gente, se producen y preparan alimentos. patas de cangrejo, cuencos de mariscos y sushi. También se pueden probar uno de los muchos buenos restaurantes del mercado (Aokusa-machi 88).

Visitas guiadas Kanazawa

Se organizan itinerarios a medida que incluyen visitas a artesanos tradicionales. Tardes con las geishas en Higashi Chaya y los precicos van desde alrededor de $ 700 a $ 3000 (81-76-221-1586 theartoftravel.net).

 

Lecturas relacionadas:

Viajar a Japón con un bebé: 5 consejos que nos hubiera gustado saber

5 Errores comunes que los viajeros cometemos en Japón

Recomendaciones de amigos para un viaje a Japón

Tokio en Agosto: consejos para disfrutar de la ciudad a pesar del calor

One Response

  1. Alvaro 3 años ago

Añadir Comentario