Dolor de oído: La Otitis

¿Qué es una otitis?

Uno de los dolores más difíciles de soportar es el dolor de oídos.

La otitis es una inflamación del oído, dada normalmente por una infección, en la que si el dolor permanece, es a causa de una infección del conducto auditivo que, en determinadas ocasiones y dependiendo del grado de infección puede llegar a dificultar el movimiento de la boca y de la cabeza.

Es una de las molestias con más visitas en urgencias.

Tipos y causas de la otitis

Hay dos tipos de otitis:

Otitis Media: Este tipo de infección afecta a la parte que está tras el tímpano.

Los principales afectados suelen ser los niños y los bebés y sobre todo en épocas en los que hay cambio de estaciones o en el invierno.






 






Las causas más comunes que favorecen su aparición son:

  • El frío
  • Las alergias
  • La producción de mucha saliva y moco debido a que al bebé le estén saliendo los dientes
  • Los resfriados
  • El contacto con el humo del tabaco

Este tipo de otitis puede que a parte del dolor tan molesto que causa, éste vaya acompañado de fiebre, dificultad para que el niño oiga bien e incluso supuración del oído.

Deberemos administrarle antibióticos y calor local con mantas eléctricas o paños calentados con la plancha.
Los antibióticos erradicarán la bacteria y el calor local calmará el dolor.

Otitis Externa: Este tipo de infección afecta al conducto auditivo externo.

Al contrario que la otitis media, ésta suele ser más común en adultos. También es conocida con el nombre de "oído del nadador".

Las causas que provocan la otitis externa son:

  • La entrada de agua en el oído
  • Los cambios de presión en el aire o en el agua, como los viajes en avión o el submarinismo o la subido de montañas en coche
  • Un rascado excesivo
  • El estancamiento del agua en el oído causado por un cerumen excesivo
  • El uso de auriculares y el uso de tapones.

Esta otitis deberá ser tratada con analgésicos y antibióticos en gotas, que harán desaparecer la infección.
También deberemos aplicar calor local para disminuir la sensación de dolor.

Prevención de las otitis

Unos simples consejos harán que las otitis puedan, en la medida de lo posible, reducirse.

- No te bañes ni bucees de forma excesiva; el estar sumergido durante mucho tiempo en el agua favorece la aparición de las otitis, sobretodo si el agua está sucia o tiene alguna bacteria que no tenemos por qué ver.

Si no puedes evitarlo, un poco de aceite de oliva aplicado con un algodón evitará el exceso de humedad.

- Cuando salgas del agua; intenta sacar todo el líquido que pueda haberse quedado dentro ladeando la cabeza.
Aplicándote un par de gotas de alcohol reducirá el exceso de humedad.

- La vacuna neumocócica; evitarás las infecciones agudas de oído así como las respiratorias.


Temas relacionados con Primeros auxilios


comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email