Desmayos

¿Qué es un desmayo?

Lo primero que hay que destacar, es que el desmayo no es una enfermedad; es un estado de malestar, relacionado con muchas cosas, que conlleva la pérdida parcial o total del conocimiento.

Su duración es tan sólo de unos minutos y por norma general ocurre cuando no llega suficiente sangre al cerebro durante un espacio corto de tiempo.
El clásico desmayo tiene varias formas de llamarse, y también es corriente oír " sincope", " lipotimia", " mareo", etc...

Causas de los desmayos:

Ésta pérdida de conocimiento puede estar relacionada a un sin fin de motivos emocionales, como el temor, la alegría, un dolor fuerte, sentimiento de claustrofobia, sufrimiento, incluso puede darse después de una situación arriesgada.

Los desmayos son muy comunes en personas mayores. Algunos medicamentos para las alergias, la congestión nasal, la presión, etc... pueden derivar en desmayo debido a un descenso en la presión sanguínea u otra razón.
Estas personas deben tener especial cuidado si en días de mucho calor trabajan o juegan, si respiran de forma muy rápida (hiperventilación), si se detienen rápidamente o si están enfadados o molestos.

Otra causa puede ser el hecho de que una persona se encuentre tumbado y se levante de forma violenta o rápida.






 






También si se encuentra deshidratada o no ha comido en un período de tiempo lo cual puede producir una bajada del azúcar en la sangre o si se sufre de diabetes.

El consumo de alcohol y drogas como la cocaína son otras razones por las que una persona se puede desmayar.

Los desmayos pueden darse por motivos más graves o preocupantes pero menos comunes como son las enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular, ataques epilépticos entre otros. En estos casos nuestro consejo es ponerse en contacto con el médico de urgencia.

Síntomas de los desmayos:

Las señales que se experimentan cuando una persona se va a desmayar, es, a parte de una pérdida de conocimiento o inconsciencia:

  • Pérdida del tono muscular o debilidad.
  • Palidez en su rostro.
  • Náuseas previas al desmayo.
  • Sudor frío.
  • Respiración superficial y pulso debilitado.
  • Sensación de que los ruidos se desvanecen.
  • Visión borrosa.
Es probable que la persona que siente que se va a desmayar caiga de forma repentina, por eso cuando se sufra alguno de los síntomas antes enunciados, es recomendable tumbarse en la medida de lo posible y en caso de no poder acostarse, se recomienda sentarse inclinando la cabeza de tal manera que quede entre sus rodillas, ayudando en el fluido de la sangre al cerebro.

Primeros auxilios ante un desmayo

Testimonios de ataques de pánico


Temas relacionados con Primeros auxilios


comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email