Beber alcohol en la menopausia

El alcohol y la menopausia

Escuchamos constantemente que debemos evitar el alcohol, pero para las mujeres que atraviesan la menopausia, el alcohol puede afectar y amplificar los síntomas.

¿Quieres saber cómo?

¿Puede el alcohol afectar a los síntomas de la menopausia?

  • Las mujeres menopáusicas son más susceptibles a la ansiedad y la depresión, el alcohol puede aumentar esos sentimientos negativos
  • Aunque puede que te quedes dormida más rápidamente, será más difícil que entres en el sueño REM, que es el tipo de sueño en el que sueña, procesa y restaura
  • A medida que el alcohol desaparezca, el sueño se volverá cada vez más liviano y será más fácil que te despiertes más temprano
  • Se ha relacionado el consumo de alcohol con el aumento de los sofocos y la sudoración nocturna en algunas mujeres.
  • Aumenta el riesgo de osteoporosis, y el riesgo de caídas y fracturas
  • Aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca
  • Aumenta el riesgo de obesidad y acumulación de grasa abdominal, lo que está relacionado con un aumento del riesgo de desarrollar enfermedades cardíaca
  • Aumenta el riesgo de problemas de corazón, nervios, hígado y cerebro

 

Es importante mantener el control

Una sola copa de vino a menudo lleva a más, por lo que hay que asegurarse de tener el control sobre lo que se consume.

Muchas mujeres usan el alcohol como una forma de lidiar con la menopausia, y aunque sientas que puede ser reconfortante en este momento, a la larga puede acusar aún más los síntomas.

Puedes pensar que puede ayudarte a curar el insomnio, a darte un momento de alivio y a escapar de todos tus pensamientos. Pero hay una delgada línea entre una cantidad moderada de alcohol y beber demasiado.

Usar el alcohol como “tratamiento” nunca solucionará los problemas. El alivio temporal no es una solución, sobre todo cuando los riesgos son tan altos.

Es importante que busques las razones por las que buscas la solución en el alcohol. Si es por inseguridad, miedo o necesidad de alivio o escape, recuerda que no es la solución. Solo acabarás sintiéndote peor y quedando atrapada en un ciclo.

Y si bebe como remedio para aliviar tus síntomas físicos, como el insomnio o los dolores, tienes que saber que existen tratamientos alternativos más saludables que te ayudarán, en lugar de cubrirlos con el alcohol. 

 

Lecturas relacionadas: 

Añadir Comentario