Remedios caseros tradicionales

Compendio de remedios caseros tradicionales

Remedios caseros y populares para diferentes tipos de enfermedades o dolencias.

Remedios naturales contra la flatulencia

Algunos alimentos ricos en fibra, como las lentejas, los puerros, las habas o el salvado pueden producir gases.

Un remedio tradicional irlandés consiste en tomar un vaso de leche templada con cuatro cucharadas de hollín. No suena muy creíble, pero parece ser que en ocasiones se prescribe el carbón para la flatulencia estomacal y de intestino.

También se recomiendan las semillas de hinojo. En la India, estas semillas se tuestan y se mascan después de la comida para ayudar a hacer la digestión y en Gran Bretaña, se prepara té a partir de las semillas para tratar desde el hipo a los cólicos.

Remedios caseros

Remedios naturales contra la Ansiedad

Hay una base científica en la afirmación de que las bebidas dulces con leche pueden calmar la ansiedad.

La leche contiene un aminoácido llamado triptófano que estimula la producción de serotonina que, a su vez, relaja la mente. El azúcar libera insulina, que frena la acción de otros aminoácidos, aumentando la eficacia del triptófano.

Remedios naturales con el Asma

El remedio tradicional francés para un ataque severo consiste en beber dos tazas de café solo cargado.

Hay considerables estudios clínicos al respecto, que confirman que la cafeína alivia la obstrucción bronquial, mejorando la respiración. Para algunas personas resulta demasiado estimulante, pudiendo incluso llegar a sentir palpitaciones, pero el remedio ha mostrado cierto mérito.

No obstante, es más una medida de emergencia, que un sustituto de la medicina. No recomendable en mujeres embarazadas.

Otro remedio natural para aliviar la fatiga durante la noche es poner una cebolla partida al lado de la almohada. Funciona muy bien.

Remedios naturales contra la Diarrea

Hay docenas de remedios relacionados con la diarrea, algunos más eficaces que otros, y hay cierto consenso en que los dulces, incluido el chocolate, agravan la situación.

Las moras son un remedio para la disentería y la diarrea por su elevado contenido en taninos. Se pueden comer directamente de la planta, pero también en refresco: exprimir la fruta para obtener el zumo, añadirle 1kg de azúcar por cada 1,2 litros de zumo. Se le puede añadir una pizca de nuez moscada o clavo. Hervir todos los ingredientes durante un rato y dejar enfriar. Añadir un poco de brandy”.

Otros remedios para la diarrea consisten en tomar de dos a tres tazas de té hecho de hojas de frambuesa, té negro sin azúcar ni leche, plátanos machacados con unas gotas de limón añadido, un vaso de zumo de naranja con una cucharadita de sal o un vaso de refresco de cola también con sal, tras remover para quitar las burbujas.

Remedios naturales contra las picaduras de abeja

Asegurarse de extraer completamente el aguijón, cortar una cebolla a la mitad y pone el lado recién cortado directamente sobre la picadura para reducir la hinchazón y el picor.

Hacer una pasta de bicarbonato de sosa añadiéndole unas gotas de agua y aplicarla para neutralizar la picadura. Luego, aplicar una gota de aceite de lavanda directamente sobre el sitio para calmar la picazón y el dolor.

Remedios naturales contra la Bronquitis

Un emplaste de mostaza puede ser muy eficaz para tratar las enfermedades del pecho. Mezclar 25g de semilla de mostaza molida con una cucharadita de harina común y hacer una pasta añadiendo un poco de vinagre. Extenderla en un trozo de muselina y hacer un sándwich con ella: material/pasta de mostaza/material. Ponerla sobre el pecho un tiempo inferior a 10 minutos, de lo contrario nos podemos quemar.

También se puede utilizar regaliz en infusión, hirviendo 25g de regaliz pelado y machacado en 600ml de agua durante unos minutos. Según estudios japoneses recientes el compuesto glicirricina que da su sabor dulce al regaliz tiene propiedades antivirales.

Remedios naturales contra los resfriados

Hay dos remedios:

Infusión de romero y sidra: hervir una ramita de romero en un vaso de sidra durante 15 minutos y beberlo bien caliente antes de acostarse.

Otro remedio es de sauco y menta: poner en una jarra un puñado de sauco y otro de menta y añadir tres vasos de agua hirviendo, dejar macerar la mezcla al fuego durante 30 minutos, colarla y endulzar con miel o melaza. Beber caliente en cama.

Remedio natural contra el herpes labial

Se puede tratar con propóleo, un producto fabricado por las abejas que contiene gran cantidad de resina, pero también otros elementos como cera y polen.

Hay varias investigaciones científicas sobre la eficacia del propóleo. Sus resultados indican que los extractos del propóleo son eficaces contra varias bacterias, contra el hongo que produce infecciones de piel y contra todos los tipos de virus relacionados con los resfriados y la gripe.

Remedios naturales contra las quemaduras menores

El mejor tratamiento inmediato para una quemadura menor es ponerla un rato bajo un chorro de agua fría. Muchas personas utilizan miel, quizá porque tiene propiedades calmantes y antisépticas. También se recomienda a veces poner sobre la quemadura patata cruda rallada para calmar el dolor. Recomendado solo cuando no hay herida.

Remedio natural contra el pie de atleta

Colocar entre los dedos afectados rodajas muy finas de ajo. También se puede utilizar caléndula. Al igual que el ajo, tiene propiedades antifúngicas, pero también antisépticas y astringentes.

La caléndula se ha utilizado durante siglos para tratar varios problemas de piel, incluidas las quemaduras, la inflamación, los sarpullidos, los furúnculos y el pie de atleta.

El árbol de té es otro remedio que funciona muy bien no solo para pie de atleta sino también paya ayuntar a los piojos y para tratar granos aislados.

 

Advertencia: muchos de estos remedios no han sido sometidos a ensayos clínicos formales, por lo que no nos responsabilizamos de su eficacia ni de sus resultados y aconsejamos gran precaución al probarlos. En el caso de preparados de hierbas, recomendamos consultar a un profesional cualificado antes de experimentar. Es importante resaltar también que si el problema persiste se debe buscar asesoramiento médico.

2 Respuestas

  1. Anónimo 9 años ago
  2. Anónimo 9 años ago

Añadir Comentario