3 posturas de yoga para combatir la ansiedad

3 posturas de yoga para deshacerse de la ansiedad y alcanzar la armonía

El ritmo de vida acelerado y en constante cambio en el que vivimos, a menudo provoca en algunos de nosotros estados de cansancio mental que se traducen en situaciones de estrés o incluso ansiedad social.

 

Es muy importante para nuestra salud y bienestar, que logremos alcanzar un equilibrio físico y mental para poder responder a los estímulos de la vida y asimilarlos de una manera mucho más positiva y menos dañina para nosotros.

La práctica del yoga ofrece soluciones para casi todo tipo de trastornos físicos y mentales, incluidos el estrés y la ansiedad social:

3 posturas de yoga para tratar y aliviar la ansiedad 

 

1.- Postura de cocodrilo

 
 
La postura del cocodrilo es una postura simple pero con beneficios dramáticos.

Acostado bocabajo. relajaremos el estómago con los brazos cruzados y apoyados en el suelo debajo de nuestra cabeza. La postura del cocodrilo nos permite soltar toda nuestra tensión. Además, debido a que la postura pone a nuestro estómago y cara mirando al suelo, ayuda a una persona ansiosa a sentirse menos expuesta y vulnerable. 

 
En esta postura, podemos practicar la respiración yoguica (utilizando el diafragma para respirar) que ayuda a calmarnos y a sentirnos más energizados.
 

2.- Giros Sentados

Las posturas de giro sentado son muy efectivas contra la ansiedad. Enseñan a nuestro cuerpo a relajarse aún cuando estamos en un lugar apretado. Una vez completemos la postura de giro, debemos concentrarnos en nuestra respiración. Pronto notaremos como poco a poco la respiración va aliviando la ansiedad, así como la incomodidad de la postura.
 
Para esta entrada en concreto, he seleccionado una postura de giro sentado que se llama Bharadvaja (que viene a decir “uno de los siete legendarios):
 
Postura de giro sentado: Giro de Bharadvaja
 
 
  • 1.

    - Siéntate en el suelo con las piernas estiradas en frente tuya. Gira el cuerpo ligeramente hasta depositar tu peso sobre el glúteo derecho y dobla las rodillas llevando las piernas hacia la izquierda.  Apoya el pie izquierdo en el suelo justo al lado de tu cadera izquierda, y apoya el tobillo derecho sobre el muslo de la pierna izquierda (como en la foto). 

  • 2.- Inspira y levanta la parte superior del esternón para abrir y estirar la parte frontal del torso. Después expira y gira el torso hacia la derecha (intentando que tu glúteo izquierdo permanezca apoyado o cerca del suelo). Extiende el coxis hacia el suelo para mantener la parte inferior de la espalda larga y estirada. Suavizar o relajar el vientre.
  • 3.- Coloca tu mano izquierda sobre tu rodilla derecha y apoya la mano derecha sobre el suelo (justo al lado del glúteo derecho) llevando el hombro hacia atrás un poco.
  • 4.- Con cada inspiración, trata de abrir y levantar el esternón un poco más utilizando el apoyo de las manos en el suelo. Con cada exhalacion, trata de girar un poco más el cuerpo. Mantendremos la postura durante unos 30 segundos – 1 minuto, y soltaremos acompañando con una exhalación.
  • 5.- Una vez terminemos, regresaremos a la postura inicial, y repetiremos la postura para el otro lado.

 

3.- Pino con la cabeza

 
 
La postura del pino con la cabeza es una postura un poco más avanzada que viene genial pera aumentar nuestro equilibrio y fuerza así como estimular la claridad mental. Aguantarse en una postura de pino con la cabeza puede ser difícil pero es una forma efectiva de calmar pensamientos ansiosos y fomentar la confianza en uno mismo.
 
Lecturas relacionadas: