Cómo recordar el 90% de lo que aprendes

¿Te gustaría poder aprender más rápido?

recordar todo lo que aprendes

Sea lo que sea que estés aprendiendo: Inglés, tocar un nuevo instrumento, un nuevo deporte…el aprendizaje acelerado puede ayudarte.

Y es que la clave del aprendizaje acelerado no es hacer más en menos tiempo, es maximizar la eficacia de lo que estás aprendiendo.

La analogía del cubo y el agua

Digamos que has llenado un cubo con agua hasta el borde. La mayoría de cubos no deberían tener problemas para retener el agua en su interior, hasta que empieza a rebosar en la parte superior.

analogía del agua y el cubo

Pero no es así como funcionan nuestros cerebros. De hecho, la mayor parte de información que procesa nuestro cerebro se fuga con el tiempo. En lugar de mirar a nuestra memoria como un cubo que lo retiene todo, hay que tratarla como lo que es: un cubo con fugas. 

fugas de información mente

Aunque la analogía del cubo agujereado pueda sonar como algo negativo, es perfectamente normal. A menos que nacieras con una memoria fotográfica, tu cerebro no está diseñado para recordar toda la información, experiencias o hechos que vivirás a lo largo de tu vida.

¿Cómo recordar el 90% de todo lo que aprendes?

Como muestran las investigaciones, los seres humanos recordamos:

  • El 5% de lo que aprendemos cuando o hemos aprendido de una conferencia (es decir, clases de la universidad/colegio).
  • El 10% de lo que aprendemos cuando lo hemos aprendido leyendo (es decir, libros/artículos).
  • El 20% de lo que aprendemos cuando lo hemos aprendido a través de soporte audiovisual (es decir, a través de vídeos, apps.)
  • El 30% de lo que aprendemos cuando vemos una demostración.
  • El 50% de lo que aprendemos cuando participamos en un debate grupal.
  • El 75% de lo que aprendemos cuando practicamos lo que hemos aprendido.
  • El 90% de lo que aprendemos cuando lo empleamos inmediatamente (o cuando se lo enseñamos a otros).

pirámide de aprendizaje

Sin embargo, ¿Cómo aprendemos la mayoría de nosotros?

Libros, clases magistrales, vídeos -métodos de aprendizaje pasivos que se traducen en 80%-95% de información que entra por un oído y sale por el otro. 

La clave aquí es que en lugar de forzar a nuestro cerebro a recordar información con métodos pasivos, tenemos que centrar nuestro tiempo, energía y recursos en métodos participativos. Han demostrado ser más eficaces en menos tiempo.

Esto significa que:

  • Si quieres aprender a hablar un idioma extranjero, deberías centrarte en hablar con nativos y conseguir una retroalimentación inmediata -en lugar de las apps. para móviles-.
  • Si quieres aprender cómo ponerte en forma, deberías trabajar con un entrenador personal -y dejarte de ver tantos vídeos de entrenamientos en Youtube-.
  • Si quieres aprender a tocar un nuevo instrumento, contrata a un profesor particular que vaya a casa.

En última instancia, todo se reduce a esto…

¿Tiempo o dinero?

recordar lo que aprendemos

¿Cuántas veces has oído a alguien decir: “No tengo tiempo para hacer X…”

Excusas tras excusas acerca de la falta de tiempo que tenemos en nuestra vida.

Pero el tiempo es la cosa más constante del mundo. No importa quién seas, dónde estás, o lo mucho que te estés esforzando. Sólo hay 24 horas en un día. Cada minuto es único, y una vez que se ha ido, no lo podrás recuperar -a diferencia del dinero-.

“Puede que tú te demores, pero el tiempo no lo hará”. Benjamin Franklin

Así que si todos tenemos las mismas horas en un día, ¿cómo explicamos los casos de éxito de jóvenes millonarios que empezaron de la nada, o el de un estudiante que pasa de inglés principiante a inglés fluido en sólo 3 meses? Aprendieron a maximizar la eficacia, en lugar de solo el rendimiento.

Digamos que la persona A estuvo una hora aprendiendo un idioma y retuvo el 90% de lo que aprendió. Y la persona B estuvo 9 horas y retuvo el 10%. La persona B estuvo 9 veces más de tiempo aprendiendo que la persona A, pero retuvieron la misma cantidad de información (A= 1 x 0.9 y B= 9 x 0.1).

Las cifras exactas se pueden debatir, pero aquí hay una cosa clara. La manera de tener más tiempo no es ir a por pequeños logros, como ver 5 minutos de tutoriales de Youtube en lugar de 15. Hay que ir a las grandes victorias, y eso se consigue escogiendo el método más eficaz desde el principio. 

Se trata de aprovechar al máximo el tiempo limitado que tenemos, centrándonos en las soluciones que más nos van a aportar, y diciendo no a todas las demás.

La capacidad de retener más información en una época de acceso ilimitado a la información y continuas distracciones es una poderosa forma de conseguir cualquier propósito que te marques mucho más rápido.

Si  quieres aprender algo, apréndelo de verdad. El tiempo pasa, y ahora mismo eres más joven que lo que puedas llegar a ser. La preguntas es: ¿cómo piensas aprovecharlo?

Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

Ver más:

Sin Respuestas

Añadir Comentario