Sentirse Débil

¿Alguna vez has sentido que ya no podías más?¿Has tenido ganas de dejarlo todo?¿Has sentido en ocasiones como la situación te superaba?Si es así, no te preocupes. Todos nos hemos sentido débiles alguna vez. 

¿Qué es Sentirse Débil? 
Contrariamente a lo que muchos opinan, sentirse débil no es algo malo. Precisamente es la debilidad la que nos hace humanos y nos diferencia de ser por ejemplo una piedra, que ni sufre ni padece. 
Es absolutamente normal que en ocasiones haya sucesos y experiencias en tu vida que te exijan un compromiso mayor del que tú crees que puedes soportar, provocándote inseguridades y sentimientos de inferioridad, como el de sentirse débil. 

Cualquiera puede caer, cualquiera puede tener un mal día, cualquiera puede sentirse débil ante alguna situación o momentos determinados…Sin embargo, el mérito no está en quien finge no sentirse débil, el mérito está en quien reconoce sus debilidades y trabaja para superarlas. Aquél que se levanta a pesar de que le llueva fuego y malas intenciones encima, aquél que resiste el daño y el dolor más directo y sobrevive preparado para actuar de nuevo. 

 Por eso, no te preocupes si: 

  • sientes que todo te supera. Relájate, deja pasar el tiempo y cuando te sientas preparado para buscar soluciones, piensa otra vez en ello 
  • tienes ganas de llorar. Es bueno expresarse, y las lágrimas no hacen otra cosa que expresar cómo te sientes. Deja que fluya, verás como te sentirás mejor 
  • no tienes ganas de hacer nada. No siempre tenemos días buenos, tan solo espera a sentirte mejor y rodéate de buena energía 
  • sientes que no puedes más. Cuando te sientas débil, los pensamientos negativos intentarán bombardearte y te harán pensar cosas que para nada son la realidad.

Ten presente una cosa siempre que te pase esto: No tienes fuerzas para rendirte, tienes fuerzas para vivir.

¿Qué puedes hacer para no Sentirte Débil? 

  • en primer lugar, no considerarte un débil 
  • ten muy presente que la debilidad no es un defecto y que todos nos hemos sentido débiles alguna vez conócete. Aprende cuáles son tus debilidades y refuérzalas. 
  • encuentra tus fortalezas y trabájalas. Te hará sentir bien contigo mismo 
  • si no encuentras a la primera una solución que te convenza, relájate y espera. En un estado reposado y tranquilo se piensa mejor 
  • proponte metas que sepas que puedes alcanzar, eso te hará sentirte seguro para poder proponerte metas más complejas. 
  • rodéate de personas con energía positiva, que no juzguen ni critiquen 

En definitiva, nunca olvides que “la suavidad puede controlar la dureza al igual que la debilidad puede controlar la fuerza”. 

IMPORTANTE: Si crees, que tienes un problema, que no puedes resolver por ti mismo/a, no dudes en acudir a un Psicólogo. Puedes acceder a él a través del Médico de Familia de la Seguridad Social, el cual te derivará al especialista y te atenderá de forma gratuita. 

Un saludo a todos y hasta la próxima, Andrea.

Temas relacionados con Sentirse Débil: 

3 Respuestas

  1. bram 2 años ago
  2. camila 3 años ago
  3. Anónimo 5 años ago

Añadir Comentario