¿Qué talla utilizo?

“Yo utilizo la misma talla que tu” me decía el otro día una amiga.
Y es cierto, utilizamos la misma talla de ropa en todas las tiendas del grupo Inditex. Pero analizando los cuerpos, ella tiene mucho menos pecho, algo menos cintura y más caderas que yo, es decir, en números, ninguna de nuestras medidas coinciden, pero sí, utilizamos la misma talla….
Campaña publicitaria “mujeres reales” de DOVE hace unos años
Y a nadie le ha pasado, que va a una tienda y dice “que cuerpo tan raro tengo, la 34 me está pequeña y la 36 grande” para después encerrarte en casa decidida a que hasta que no cambie tu cuerpo, no sales de ahí. Pues no, no es que tengas el cuerpo raro, es que simplemente las medidas utilizadas para esas tallas, NO COINCIDEN con las tuyas. 
Cuando no existía el pret-a-porter (listo-para-usar) no existían las tallas. Tu ibas a un taller de costura, te tomaban tus medidas, y te hacían el vestido que desearas.
Ahora mismo, nadie que yo conozca, se va a un taller a que le hagan trajes a medidas. Todo funciona en base a unas medidas estandarizadas, que nos hacen a todos pensar que tenemos el mismo cuerpo, porque utilizamos la misma talla. (Y NO NO NO)
Cuando empecé en Virma (academia de patronaje, diseño y confección) mi profesora decía “Si sois capaces de encontrar a dos personas en el mundo con exactamente las mismas medidas, os doy 500.000 €” Y no, aún no he encontrado a nadie.
Otro punto a remarcar MUY IMPORTANTE es como nos engañan, y nos dejamos engañar, con tal de tener nuestra autoestima a 100.
Una vez me compré un vestido de una marca italiana de la talla 40 (creerme que para nada soy una chica ancha, ni alta… es más, puedo decir que cuando me compré ese vestido, pesaba 10 kilos menos que ahora). Lo primero que hice fue asustarme, “¿Una 40? Si todos mis pantalones de Bershka son de la 34” 
Pues bien, ¡¡¡¡ahí está el truco!!!!!
Tu vas a Zara y te compras una 36, cuando realmente estas comprando las medidas fijadas para la talla 40. ¿Pero a qué es más reconfortante y sales de mejor humor de una tienda cuando te compras una 36 en vez de DOS TALLAS MÁS? Eres tan feliz en ese momento que te compras la tienda entera. 
Tu autoestima sube y la fortuna de Amancio Ortega, también.
Me hace gracia, cuando alguien dice “Oh Marilyn era lo más, utilizaba una 42” Es cierto, que utilizaba una 42, pero con las medidas de una 38 de Zara. 
Conclusiones
Nadie tiene el mismo cuerpo.
Puedes tener la talla 44 y tener el cuerpo más impresionante del mundo. 
Que no jueguen con vuestra autoestima. NO ERES LA TALLA QUE TIENES

2 Respuestas

  1. Lola 4 años ago
    • Carolina López 4 años ago

Añadir Comentario