5 tratamientos de belleza totalmente caseros

1. Café para hacer desaparecer la celulitis

Y cuando hablo de café, no digo que te lo bebas, que por otro lado bebido, el café es fatal para la celulitis.
Hablo de los posos del café. Guardalos, porque aplicándolo en tu piel, hará que esta tenga una textura más suave y que tu celulitis desaparezca

Receta:
2 cucharadas de posos de café
4 cucharaditas de aceite de oliva

(Siempre en la ducha) Mezclar hasta crear una pasta y luego extender por tu piel, con movimientos ascendentes, sobre las áreas más propensas de celulitis. Masajea durante 2 minutos y luego enjuagar.



2. Borra las ojeras de un plumazo con perejil

El perejil es rico en vitamina K, un nutriente que, cuando se aplica tópicamente, reduce el flujo sanguíneo de la zona

Receta: 
Un puñado de perejil fresco
2 cucharaditas de yogurt natural

Mezclar hasta crear una pasta suave.

Aplica una cantidad generosa de esta sobre el área de abajo de tus ojos. Deja reposar durante 20 minutos y retirar con agua tibia

3. Limón para las zonas secas del cuerpo (talones, codos…)

El ácido cítrico elimina las células muertas de la piel para devolverle a esta, una textura mucho más suave y jugosa.

Receta:

Corta un limón por la mitad y aplícalo directamente sobre tus codos, talones o rodillas, durante unos segundo y enjuagar. Notarás la diferencia de inmediato.

4. Bicarbonato para exfoliar la piel de tu cara

Una opción mucho más barata que es igual de eficaz, que exfoliantes carísimos y buenísimos, es el bicarbonato de soda. Los pequeños gránulos del bicarbonato, aplicándolo sobre el rostro, masejeándolo, sirve para eliminar células muertas de la piel y para que los poros no se obstruyan. Además, el bicarbonato, tiene propiedades ligeramente antisépticas que te protegen del acné.

Receta:
4 cucharaditas de sodio
1 cucharadita de agua

Déjalo reposar durante 2 minutos y luego aplícatelo haciendo pequeños movimiento circulares sobre tu cara y cuello, previamente humedecido (ten cuidado con el contorno de los ojos).
Después de 3 minutos, retirar con agua tibia y luego agua fría para que los poros se cierren. Por último, debes aplicarte tu crema hidratante

5. Ginger Ale para evitar las uñas amarillas
Beber refrescos con Gas, para nada es bueno para tu cuerpo, pero para tus uñas es perfecto. Además, este refresco, hecho con jengibre, contiene sales, como el fosfato monopotásico o benzoato de potasio, que se utilizan como blanqueante natural.

Receta:

Llena un recipiente pequeño con ginger ale y sumerge las uñas durante 10 minutos dos veces a la semana.