10 Señales de que eres un líder pero aún no lo sabes

“Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser más, eres un líder”. John Quincy Adams 

No hace falta ser un genio para darse cuenta de que en todos y cada uno de nosotros hay un líder potencial. La diferencia entre John Quincy Adams y tú, sin embargo, es el coraje de dar un paso al frente y conducirte para alcanzar una meta.

¿Alguna vez te quedas despierto pensando en el camino que deberías tomar pero no puedes porque piensas que no estás preparado para ello? 

señales de que eres un líder

Piensa de nuevo. Aquí hay algunos indicios de que eres un gran líder, pero ni siquiera lo sabes todavía.

 

1. Eres accesible 

Si eres una persona que da más consejos a sus amigos y compañeros de trabajo de los que recibe significa que valoran tu opinión y eres un referente para pedir ayuda. Ser accesible es un gran cualidad del líder. Realmente nadie quiere trabajar sin una filosofía de puertas abiertas. Confían en tu criterio y confían en ti: siéntete orgulloso de ello. 

2. Mantienes la sonrisa, incluso cuando es difícil 

Mantener la templanza profesional es un excelente rasgo que muchos líderes tienen y muchas empresas buscan. Es importante mantener la calma y la situación bajo control. Si te has visto alguna vez asintiendo en silencio mientras escuchas a alguien que te está hablando gritando, entonces tienes más paciencia que la mayoría. 

3. Tienes una mente abierta 

características líder

Mantener una mente abierta es un rasgo importante cuando hablamos de líderes.

Si has encontrado a alguien que te ha dicho cómo hacer las cosas de manera más eficiente y te lo has tomado como una crítica constructiva, no me queda más remedio que aplaudirte. 

4. Te mantienes firme 

¿Alguna vez te has visto en una situación en la que alguien está pidiendo consejo y aunque sabes que no quiere oírlo, se lo das de todas formas? Pues eso está muy bien. Aunque a tu amigo no se lo parezca en ese momento, pero ésa es una gran cualidad de líder. Habrán momentos en los que tengas que hacer reuniones, dar retroalimentación, ponencias…Se necesita a una persona que cuente con este rasgo, estate orgulloso de ello. 

5. Eres responsable, aunque no quieras 

rasgos líderes

Hay algunos días en lo que sólo apetece quedarse acostado en la cama.

Quieres quedarte allí, comer allí y volver a dormirte. Sea lo que sea lo que te ha embajonado, lo dejas a un lado y te obligas a salir de la cama porque tienes responsabilidades.

Tienes gente que cuenta contigo y cosas que hacer que no se van a terminar solas. Hay algunos que no salen de la cama y dejan amontonadas esas tareas para otro día. Pero tú no. Esto se llama ser responsable. Los líderes tienen que ser responsables cuando nadie más quiere serlo. 

6. Tratas a todos por igual a pesar de lo que sientes 

Ya sea en el trabajo o en el colegio intentas tratar a todas las personas por igual, independientemente de tus sentimientos. Ser un líder significa que debes ser capaz de tratar a todos con respeto, incluso si estás teniendo un mal día. Si eres la clase de persona que es capaz de dejar el equipaje personal en la puerta de la empresa chócate los 5. No muchos pueden hacer eso. 

7. Eres seguro, pero nunca temes pedir ayuda o apoyo 

Los grandes líderes no son perfectos. Confían en las decisiones que toman, pero no tienen miedo de pedir ayuda si la necesitan. Eres humano y aunque sepas mucho, no lo sabes todo. Si eres consciente de ello, lo aceptas y sigues adelante con una mente abierta considérate un líder. 

8. Encuentras el lado positivo hasta en las peores situaciones 

convertirse en líder

Todo el mundo necesita energía positiva de la que alimentarse y los líderes de cualquier tipo necesitan tenerla. Es importante contar con esta energía en el lugar de trabajo porque los errores se cometen aquí y allá, pero cualquier acción tomada posteriormente puede empeorar la situación si dejas que la energía negativa se apodere. Los grandes se ocupan de cada situación y se centran en el lado positivo. 

9. Ayudas a los demás sin esperar nada a cambio 

¿Te as visto a ti mismo terminando tareas en el trabajo porque necesitan ser acabadas y no porque te lo han pedido? ¿O siendo voluntario para ayudar a alguien? Los grandes líderes hacen las cosas por ayudar a los demás y no esperan recibir nada a cambio de nadie. 

10. Realmente te preocupas por los sentimientos de otros

 A veces en la vida te encuentras dejando tus planes a un lado para ser el hombro donde llorar de alguien o un oído amigo. Eres la persona a la que a gente busca cuando necesitan hablar de su vida o cuando las cosas van mal. Y es que realmente no te importa hacerlo porque te preocupan los sentimientos de los demás.

Los grandes líderes saben que lo que tienen enfrente son personas antes que empleados. Y como tales tienen sentimientos, altibajos, y la necesidad de tener a alguien que les escuche.

Si mientras leías esto has pensado “yo lo hago” con varios de estos puntos es que probablemente seas un líder. Todo lo que necesitas es un poco de confianza y la iniciativa para que esto ocurra.

No hay nada en este mundo que te impida ser lo que quieres ser excepto tú mismo. Si lo quieres, trabaja por ello. Ya cuentas con las características de un líder y el mundo siempre podrá echarte una mano. 

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea. 

Ver más: 


Añadir Comentario