Generación de valor. Estrategia de empresa

Los directivos de las empresas se están centrando en la generación de valor, el parámetro de medida más importante de los resultados empresariales, ante la creciente influencia de los accionistas en el control de una empresa en la mayoría de los países desarrollados.

Centrarse en el valor de una empresa no sólo es bueno para sus accionistas, sino que también es óptimo para la economía y el resto de stakeholders.

generar-valor-empresa

Estrategia empresarial: gestión del valor

La capacidad de gestionar el valor es un componente esencial para desarrollar sólidas estrategias corporativas a medio plazo que permitan reforzar tanto la solvencia como la rentabilidad de las distintas líneas de negocio.

La gestión del valor se puede desglosar en 3 fases:

1. La estimación ponderada inicial del valor de una empresa y de los factores clave que aumentarían el mismo de forma continuada: crecimiento de ventas, reducción de gastos, reestructuración financiera, etc.

2. La identificación de las oportunidades de creación de valor y los medios necesarios para el éxito del proceso, implicando a menudo actuaciones tales como apertura a nuevos mercados, reducciones de costes, inversiones en tecnología (que aumenten la productividad del resto de activos), desinversiones de negocios no nucleares (que permitan maximizar la estructura financiera de la empresa), reorganización de funciones y recursos dentro de la empresa, etc.

3. Inculcar una filosofía de creación de valor en la empresa.

La gestión eficiente del valor de una empresa es una creciente exigencia del mercado, la mejor defensa contra procesos hóstiles de adquisición y una estrategia que mejora el valor de una compañía y de las personas que la componen de forma continua y conjunta, cuantitativa y cualitativamente.

generacion-valor-empresa

Método de valoración

Es muy importante identificar cuáles son los parámetros claves que más inciden en su continua creación de valor, ya que, lógicamente, la importancia de cada factor no será la misma para cada empresa ni para cada sector

El Descuento de Flujos de Caja (DFC) es el método de valoración más preciso y se considera imprescindible en cualquier proceso de valoración.

Este método combina tanto variables internas y propias de cada empresa (estructura económico y financiera y la rentabilidad de su actividad), como factores externos del sector y de demanda de sus productos y servicios que se materializan en un plan de negocio y unas previsiones de inversiones, financiación y resultados en un horizonte temporal de entre 3 y 5 años.

El valor de dicha empresa se obtiene mediante la estimación de la tesorería que es capaz de generar en el desarrollo de su actividad según una estrategia coherente y planificada y se descuentan financieramente para estimar su valor en el momento actual.

Así, las principales variables generadoras de valor en una empresa son: los beneficios y la liquidez recurrente obtenida (indicador de rentabilidad de las inversiones realizadas); y el equilibrio entre fondos propios y ajenos de la empresa (indicador financiero).

valor-beneficios-empresa

Las preguntas adecuadas

Una vez realizada la valoración de un negocio debemos plantearnos multitud de preguntas con el objetivo de aumentar su valor de forma continuada.

¿Qué se observa al comparar la proyección futura con los rendimientos del pasado?

¿Cómo es la proyección en comparación con la de otras empresas del sector?

¿Cuáles son los aspectos económicos del negocio?

¿Qué otros factores importantes pueden aumentar o disminuir el valor de la empresa?

valor-empresa-personas

Ejecución de la estrategia

El crecimiento y la rentabilidad sobre el capital invertido son los factores clave que generan valor en una empresa.

Para aumentar este valor, la empresa deberá planificar cómo conseguir uno o varios de los siguientes objetivos:

1. Invertir capital adicional que proporcionen una rentabilidad superior a la obtenida con el capital actual.

2. Aumentar la tasa de crecimiento de las ventas o reducir los costes de explotación para que aumenten los beneficios y la rentabilidad del capital actual.

3. Reducir el coste de capital actual sin minorar la rentabilidad de los activos.

 

Seguir leyendo:


2 Respuestas

  1. Francisco Rutilo Alzuru Arjona 2 meses ago
  2. Francisco Rutilo Alzuru Arjona 2 meses ago

Añadir Comentario