¿Hay más riesgo de fracturas con la menopausia?

Salud de los huesos en la menopausia

El descenso de los niveles de estrógenos altera el metabolismo de los hueso lo que aumenta la probabilidad de fractura.

¿Sabías que alrededor del 40% de las mujeres sufren fracturas al llegar a la menopausia?

Aprende qué puedes hacer para reducir el riesgo de fractura.

fractura-menopausia-euroresidentes ¿A qué se deben las fracturas en la menopausia?

El descenso de los niveles de estrógenos y la disminución de la densidad ósea son factores determinantes en el mayor riesgo de fractura ósea que se produce en la menopausia.

También hay otros factores que pueden contribuir como:

  • Edad

  • Antecedentes personales y familiares

  • Complexión de la personas

Independientemente del sexo, una persona delgada es más propensa a sufrir una fractura osteoporótica.

  • Estructura del sistema esquelético

El riesgo de fracturas es mayor en mujeres delgadas y con poca masa muscular, así como en las que tienen enfermedades que aumentan la reabsorción del calcio.

  • Movilidad de la persona

Es más probable que se produzcan fracturas óseas en personas con poca movilidad, como por ejemplo en personas encamadas y/o en sillas de ruedas.

 

 

 

¿Qué se puede hacer para evitar las fracturas si se tiene osteoporosis?

Es indispensable frenar la descalcificación ósea, para esto es importante:

  • Comer alimentos ricos en calcio

Consumir suficiente cantidad de calcio durante la vida ayuda a construir y mantener unos huesos fuertes.

Son excelentes fuentes de calcio los productos lácteos, muchos pescados como la sardina o el salmón y los vegetales de hoja verde como las coles o el brócoli.

  • Vitamina D

Veinte minutos diarios de exposición al sol ayudan al cuerpo a producir la suficiente cantidad de vitamina D necesaria para la absorción del calcio.

  • Ejercicio

Practicar algún tipo de ejercicio fortalece los huesos y los músculos, y previene la pérdida ósea.

Caminar, jugar al tenis, bailar o subir escaleras durante treinta minutos o más al menos cuatro veces a la semana puede ser beneficiosos.

  • Estrógenos

El estrógeno es una hormona producida por los ovarios que protege los huesos, con la llegada de la menopausia se produce un descenso de los niveles de esta hormona, lo que afecta a la salud de los huesos.

El uso de terapia de reemplazo hormonal puede ayudar a reducir la pérdida ósea y a mejorar la absorción de calcio, pero se trata de un tipo de terapia que conlleva riesgos.

  • Evitar ciertos medicamentos

Que pueden intervenir en el metabolismo del calcio como los esteroides, anticoagulantes, anticonvulsionantes y los usados comunmente en enfermedades del tiroides.

También se debe disminuir el consumo de alcohol y tabaco.

  • Disminuir el riesgo de caída

Es importante adaptar el lugar donde se vive para minimizar el riesgo de caída accidentales, que pueden llegar a provocar una fractura.

Eliminar obstáculos que puedan hacer tropezar y caer, como por ejemplo en el cuarto de baño es mejor tener un plato de ducha que bañera, utilizar alfombrillas antideslizante, barra de seguridad o tener una correcta iluminación son algunas sencillas pautas que pueden reducir el riesgo de caída en el hogar.

Seguir leyendo:

Añadir Comentario