Tratamiento hormonal sustitutivo: ¿qué es y para qué sirve?

Ventajas y desventajas de la terapia hormonal sustitutiva

El tratamiento hormonal sustitutivo es una buena alternativa para mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades a largo plazo.

Consiste en remplazar el déficit de hormonas que se produce durante la menopausia, como son los estrógenos, con el fin de disminuir o contrarrestar los síntomas asociados (sofocos, sudoración nocturna, insomnio, etc).

El objetivo del uso de este tipo de tratamiento es utilizar fármacos a unas dosis que no ocasionen efectos secundarios importantes y que ayuden a mejorar los síntomas de la menopausia.

Que es y cuándo se utiliza la terapia hormonal sustitutiva

¿Cuáles son las ventajas del uso de un tratamiento hormonal sustitutivo?

  • Reduce síntomas de la menopausia

Como los sofocos o la sequedad vaginal.

  • Disminuye la probabilidad osteoporosis

  • Prevenir algunas enfermedades cardiovasculares

Sobre todo en mujeres más jóvenes (menores de 60, o en menopausia precoz por histerectomía, quimioterapia u otro procedimiento médico).

  • Puede reducir el riesgo de cáncer de colon

Tratamiento hormonal sustitutivo

¿Cuáles son las desventajas del tratamiento hormonal sustitutivo?

  • Alteraciones en el sistema cardiovascular como problemas en el corazón, coágulos en la sangre y derrames)
  • Aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades como cáncer de mama y  enfermedades de la vesícula biliar

El médico debe valorar la necesidad del uso de un tratamiento hormonal sustitutivo en cada mujer

Se revisarán los antecedentes personales y familiares de enfermedades vasculares, mamarias o hepáticas.

Se hará un examen físico del estado de salud general, incluyendo presión arterial, peso, analítica sanguínea y revisión de la última mamografía antes de recomendar el uso de este tipo de tratamiento.

El tratamiento hormonal sustitutivo está indicado en pacientes:

  • Con menopausia precoz natural antes de los 40-45 años o menopausia precoz quirúrgica (histerectomizadas, es decir si se les ha extirpado el útero o matriz quirúrgicamente).
  • Mujeres con antecedentes de factores de riesgo o enfermedades relacionadas con la descalcificación de los huesos (osteoporosis) y con el sistema cardiovascular (coronarias).

 
Está contraindicado en mujeres que tienen:

  • Cáncer hormonodependiente, por ejemplo: cáncer de mama, endometrio (aunque no en estadio bien diferenciado)
  • Enfermedades hepáticas graves
  • Tromboembolismo venoso
  • Enfermedades de la piel como melanoma
  • Lupus eritematoso
  • Porfíria

 

¿Qué tipos de tratamientos hay?

El ginecólogo valorará que tipo de terapia hormonal sustitutiva se debe utilizar en función del estado de la paciente:

  • Si la mujer tiene útero, la terapia consistirá en la combinación de un estrógeno con un progestágeno, importante en la prevención del cáncer de útero.
  • Si la mujer ya no tiene útero, sólo se trataría con el estrógeno.
 
Los fármacos se pueden encontrar en forma de:

  • Pastillas
  • Pomada
  • Parches cutáneos. Esta es la mejor forma para la administración del estradiol ya que no produce los efectos secundarios sobre el hígado asociados a la administración oral. El único inconveniente es que puede causar irritación cutánea en el lugar donde se ponen.

 
Lecturas relacionadas: 

164 Respuestas

  1. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  2. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  3. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
    • Anónimo 4 años ago
    • raquel 4 años ago
  4. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  5. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  6. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  7. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  8. Vanessa Barra 5 años ago
    • Vanessa Barra 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  9. Anónimo 5 años ago
    • raquel 5 años ago
  10. Anónimo 4 años ago
    • raquel 4 años ago

Añadir Comentario