¿Existe la menopausia masculina?

¿Los hombres también pasan por la menopausia?

Pues parece que sí. No solo las mujeres sufren los efectos de los cambios hormonales con el paso del tiempo.

La falta de conocimientos y la baja intensidad de los síntomas de la menopausia masculina, dificulta su diagnóstico.

Aprende algunas cosas sobre la menopausia masculina que te ayudará a entenderla mejor.

¿Existe la menopausia masculina?

Menopausia masculina: ¿mito o realidad?

Durante el envejecimiento, y en algunas condiciones como la diabetes, muchos hombres experimentan una disminución de los niveles de andrógenos. Concretamente de testosterona.

La disminución gradual de la testosterona, junto con el aumento de una sustancia llamada andrógeno fijador de la globulina o SHBG, son los responsables de lo que se conoce como menopausia masculina.

La menopausia masculina, también llamada andropausia, es una etapa de la vida del hombre caracterizada por cambios en su estado de salud (físicos, psicológicos, personales) como consecuencia de la disminución de sus niveles hormonales.

 
 

¿Los síntomas de la menopausia masculina son los mismos que en la mujer?

Los síntomas son parecidos a los de la menopausia aunque no tan intensos. Destacan:

  • Disminución de la líbido o deseo sexual con cambios en la erección.
  • Disminución de la capacidad de concentración.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Aumento de peso (sobre todo del abdomen).
  • Cansancio.
  • Dolor articular.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Dificultad para dormir.
  • Osteoporosis, aunque suele aparece en edades más avanzadas que en la menopausia.

 En la andropausia, a diferencia de la menopausia, no hay esterilidad, el hombre puede seguir concibiendo hijos.

 

¿Cómo tratar la andropausia?

Después de un examen exhaustivo por parte del médico, el tratamiento a seguir en la andropausia es la terapia de reemplazo hormonal, concretamente testosterona a dosis bajas.

No siempre puede ser utilizada ya que no actúa por igual en todos los hombres (es decir, no mejora los síntomas de todas las personas que lo usan por igual) y además aumenta al riesgo de cáncer de próstata.

Independientemente de la terapia de reemplazo hormonal, algunos cambios en el estilo de vida pueden ser muy útiles mejorando los síntomas. Algunos de ellos son:

  • Bajar de peso
  • Ejercicio regular
  • Hábitos alimenticios
  • Eliminar los malos hábitos como dejar de fumar, beber menos bebidas alcohólicas y evitar el consumo de sustancias tóxicas

  Seguir leyendo:

Añadir Comentario