Cómo sobrevivir a un bebé con cólicos

Algunos consejos que a toda nueva mamá le hubiera gustado recibir.

 
Además de la frustración y el agotamiento, algunos padres pueden experimentar sentimientos de culpa o de no ser buenos padres cuando comprueban que no son capaces de calmar a su bebé.
 
Aunque sabemos que decir que “hay que mantener la calma” es más fácil que hacerlo, estas pautas pueden ayudarte a aliviar la tensión hasta que pase el cólico. Sólo recuerda, que nunca se debe dar al bebé ningún medicamento, ni siquiera a base de hierbas, sin consultar primero al pediatra.

 

Cómo sobrevivir a un bebé con cólicos

7 consejos prácticos para sobrevivir a un bebé con cólico:

  • Evita la sobreestimulación.

Observa a tu bebé, y fíjate cómo responde a ciertos estímulos. Intenta mantenerlo alejado de cualquier cosa que lo pueda irritar.

Lo mejor es tener a tu bebé en un ambiente calmado, con poca luz y con mínimo ruido. Esto le podría ayudar a relajarse. A algunos bebés no les gusta que los mezan, ni que los lleven en coche, incluso ni que les canten.

  • Problemas gastrointestinales.

Algunos bebés con cólicos encuentran alivio cuando se ejerce presión sobre el abdomen, aunque ya solo el simple contacto entre madre e hijo ya puede por sí solo calmar al bebé.

  • Prueba a colocar al bebé boca abajo sobre tu regazo o ponerlo en posición vertical con su barriga contra tu hombro.
  • Una postura que está muy recomendada cuando el bebé sufre de cólicos es colocar al bebé boca abajo, con su barriga apoyada contra tu antebrazo. Puedes frotar o acariciar suavemente su espalda.
Problemas gastrointestinales en colico lactante
 
  • Aliviar los gases.

La reducción de los gases puede mejorar la incomodidad del bebé que es lo que hace que llore.

Pregunta a tu pediatra sobre la posibilidad de usar algún remedio para los gases. El ingrediente activo de este tipo de fármacos es la simeticona, que aunque parece que podría ayudar a aliviar los gases, no se ha demostrado que sea un tratamiento definitivo frente a los cólicos.

 
  • Usa probióticos.

Los probióticos parece que en algunos casos puede ayudar a reducir los cólicos, probablemente debido a que alivian problemas de estómago. Sin embargo, no hay estudios fiables que hayan demostrado su eficacia en la reducción de los síntomas del cólico.

Recuerda, que sólo porque algo sea natural no significa que sea seguro, así que antes de usarlo pregunta a tu médico.

 
  • Cuida lo que comes.

Si estás amamantando a tu bebé, prueba a eliminar de tu dieta algunos alimentos como algunas verduras crucíferas que causan gases como el repollo o la coliflor o alimentos alergénicos como los lácteos, la soja, el trigo, los huevos, los cacahuetes, las nueces o el pescado. Este tipo de alimentos podrían estar ocasionando algún problemas de estómago, en tu bebé y ser la causa de sus llantos.

 
  • Leche de fórmula hipoalergénica.

En algunos bebés alimentados con leche de fórmula, ir alternando una leche de fórmula estándar con una que no contenga leche de vaca puede ser de ayuda a disminuir los síntomas de los cólicos.

 
  • Algunos sonidos.

¿Sabías que para algunos bebés el zumbido de la aspiradora o del secador del pelo puede ser reconfortante? ¿Por qué no probarlo?

Reproducir música relajante también puede ayudar. Canciones de cuna, sonidos de la naturaleza, … Experimenta para encontrar algo a tu bebé le guste y le relaje.

 
  • Envuélvelo con una manta.

Mete una manta en la secadora, y mientras aún está caliente, envuelve a tu bebé. La combinación de calor y la sensación de seguridad puede ayudar calmar a tu bebé.

 
  • Mantelo en movimiento.

Algunos bebés con cólicos responden bien al movimiento. Prueba a llevarlo en un portabebés, sacarlo de paseo con su cochecito o tomarlo y balancearlo con un movimiento oscilante.

 
Si estás sola en casa, y ya sientes que no puedes más. Un consejo. Deja a tu bebé en su cuna, y aléjate unos minutos. Tu bebé no llora por fastidiarte, llora porque se siente mal y es la única forma que tiene de comunicarse. Y aunque es bueno que tu bebé note que no está solo, darte unos minutos de tranquilidad será muy beneficioso para los dos.
 
Y por último ten en cuenta, que a medida que el sistema digestivo de tu bebé vaya madurando, esto pasará.
 
 
¿Tú bebé ha sufrido o sufre de cólicos? ¿Tienes algún truco que quieras compartir? 
 
 
Seguir leyendo: