¿Cómo afecta la menopausia a los dientes y a las encías?

La menopausia puede causar problemas en los dientes y las encías provocados por los cambios hormonales

El cambio hormonal que se produce durante la menopausia puede alterar el equilibrio entre la formación de nuevas células óseas y eliminación de las células de hueso viejo, y por lo tanto provocar pérdida de hueso en todas las partes del organismo, incluido el hueso maxilar inferior (mandíbula).

Así que, a menudo, el hueso de la mandíbula es el primer hueso del cuerpo que experimenta deterioro después de la menopausia.

La pérdida ósea puede producir la retracción de las encías, lo que hace que exista una mayor superficie del dientes expuesta, y por tanto con mayor riesgo de caries.

Problemas de encías en la menopausia

La enfermedad periodontal puede causar la pérdida de dientes

Durante la menopausia, es muy importante evitar la enfermedad periodontal, por lo que se deben mantener las bacterias de la placa de la boca bajo control y las células de los tejidos de la boca (los que forman las encías, los ligamentos periodontales y el hueso alveolar) sanas y fuerte.

Esto se consigue con una buena nutrición y con la ingesta adecuada de calcio y vitaminas.

La saliva neutraliza los ácidos de la boca, es decir desarrolla un entorno menos hospitalario para las bacterias acidófilas causantes de la placa bacteriana.

Durante la menopausia se produce una menor cantidad de saliva, por lo que además de promover el crecimiento de las bacterias y la producción de la placa, el exceso de ácido también actúa descomponiendo el esmalte dental.

¿Qué problemas dentales pueden experimentar las mujeres en la menopausia?

Los más comunes son:

  • Malestar bucal

Dolor, ardor en la lengua, la percepción del gusto alterado y sequedad de boca son algunas de las quejas comunes entre las mujeres menopáusicas y posmenopáusicas.

  • Retracción de las encías

Las fluctuaciones en los niveles hormonales puede hacer que las encías más sensibles y más vulnerables a la recesión, lo que a su vez deja esas áreas más susceptibles a las caries.

  • Pérdida de hueso

Como los niveles de estrógeno disminuyen, los huesos se vuelven más débiles y quebradizos, incluida la mandíbula.

  • Pérdida de dientes

La pérdida de hueso puede contribuir a la pérdida de dientes.

¿Cómo evitar los problemas bucodentales durante la menopausia?

La clave es mantener una buena higiene bucal.

Se recomienda cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días, realizar revisiones regulares al dentista y limpieza dental dos veces al año.

 

Lecturas relacionadas:

Menopausia y osteoporosis

Osteoporosis y Menopausia

Boca seca y mal aliento en la Menopausia

Remedios mal aliento

Añadir Comentario