Por qué es tan importante tomar probióticos

Beneficios de tomar probióticos 

Tomar probióticos es beneficioso para todos porque tienen un papel muy importante en muchas funciones de nuestro organismo.

Te contamos cuáles y por qué.

Beneficios de los probióticos para la mujer

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos beneficiosos que ayudan mejorar la salud en general.

El intestino ya alberga millones de microorganismos, y el uso de probióticos favorece la supervivencia y el crecimiento de estas bacterias tan beneficiosas para la salud.

Estas bacterias vivas las podemos encontrar en alimentos fermentados, como el chucrut, miso, verduras en escabeche y kimchi, en otros alimentos, como yogur, kéfir y kombucha, y también a modo de suplementos.

 

Por qué debemos tomar probióticos

Los probióticos tienen el poder de influir en la salud de manera bastante profunda, tanto en hombres como en mujeres.

Una flora intestinal saludable mejora la salud general, pero desafortunadamente, hay muchas cosas que pueden alterar este pequeño ecosistema.

  • Estrés crónico 
  • Exceso de azúcar y alimentos procesados ​​
  • Infecciones por bacterianas y parásitos 
  • Antibióticos. No solo eliminan las bacterias “malas”, también alteran las bacterias “buenas”. Tomar un tratamiento de antibióticos para curar una infección puede alterar la flora intestinal hasta 12 meses después.

Cuando nuestra flora intestinal no está en buenas condiciones, pueden aparecer problemas como:

  • Alergias
  • Enfermedades autoinmunes
  • Afecciones de la piel, como el acné o el eczema
  • Desequilibrios hormonales
  • Problemas de salud mental
  • Aumento de peso
  • Problemas gastrointestinales, como la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn, intestino irritable, reduce la diarrea del viajero

 

Otros beneficios de los probióticos 

Hay beneficios de los probióticos van mucho más allá del intestino.

  • Problemas de salud mental 

Como la ansiedad y la depresión, así como con la fatiga crónica y las respuestas al estrés.

Existe un interés creciente en lo que conoce como el eje del intestino-cerebro, es decir la comunicación entre el intestino y el cerebro, y parece que los probióticos podrían ayudar a modular estas vías de señalización.

  • Problemas de la salud de la piel

Pueden ayudar a mejorar la función de barrera de la piel, ayudar a tratar el eccema y ayudar a curar heridas y cicatrices.

  • Prevenir y tratar enfermedades e infecciones orales

  • Curar y prevenir la vaginosis bacteriana

Mediante la restauración del microbioma vaginal, evitando que las bacterias “malas” que causan la BV se hagan cargo.

 

Cómo elegir un buen probiótico 

Se han estudiado diferentes cepas con diferentes aplicaciones, por lo que a la hora de elegir un suplemento probiótico lo más adecuado es elegir uno que contenga múltiples cepas.

Leer la lista de ingredientes que hay en la parte posterior de cualquier suplemento probiótico puede parecer confusa o abrumadora, pero lo más probable es que contenga varias cepas de bacterias Lactobacillus y Bifidobacterium. También puedes encontrar Thermophiles y Saccharomyces boulardii, entre otras.

Para asegurarte de la calidad de un suplemento probiótico lo mejor es que busques marcas profesionales recomendadas por profesionales de la salud o marcas conocidas.

Y cuando se trata de cantidad de probiótico que necesitas, lo mejor es que elijas un suplemento que contenga miles de millones de unidades formadoras de colonias (UFC).

La mayoría de los probióticos que podemos encontrar en el mercado oscilan entre 5 y 100 mil millones. Lo mejor es que comiences con los que menos cantidad tengan y vayas aumentando paulatinamente a medida que lo vayas necesitando.

Para la salud general, comienza con un probiótico que contenga entre 30 y 50 billones de UFC (al menos 15 billones de cepas que sean de Lactobacillus y Bifidobacterium), una o dos veces al día con el estómago vacío.

 

Lecturas relacionadas: 

Añadir Comentario