Moda: Los 9 mejores consejos que recibirás jamás

Equilibrio a la hora de vestir
Si optas por una prenda de gran volumen en la parte superior, debes tener presente que la parte de abajo debe estar más ajustada a tu cuerpo. Igual que si decides enseñar piernas, olvídate del escote.

Cómprate ropa que te siente bien
Nunca compres ropa porque esté de moda, porque una amiga la tenga o porque esté de rebajas. La única regla que debes seguir a la hora de comprarte algo de ropa es que te quede bien, y esto dependerá, tanto de tu cuerpo, como de las partes que más te gusten destacar de él.

Post relacionados:
5 Cosas que NUNCA debes decir antes de comprar ropa
Qué cuerpo tengo y qué me sienta mejor

Un complemento vistoso, puede cambiar tu look
Da igual que lleves la ropa más aburrida del mundo (vaquero ajustado + camiseta blanca) un sólo collar o gran bufanda cambiará por completo tu aspecto.

No importa la talla de la etiqueta
Principalmente, porque no hay una tabla de medida universal y cada tienda tiene la suya propia y porque la ropa depende la forma, te quedará mejor una talla u otra.

En caso de duda, Negro total 
Nunca pasa de moda, es elegante y además ¡te hará parecer más delgada!



Ajusta tus pantalones al calzado que lleves
No hay cosa más horrible que ir con zapato plano y llevar un pantalón excesivamente largo que vaya arrastrándose. Lo mejor es hacerte un dobladillo, da igual que sea obvio, no queda mal y siempre será mejor que ir recogiendo la basura del suelo con tu ropa.

Invierte en ropa interior
Porque aunque no la muestres al resto de los humanos, no hay nada mejor que sentirse sexy, cómoda (o el adjetivo que quieras utilizar) por dentro, para sentirse más guapa por fuera. La mejor ropa interior es la que te haga sentir bien. No vale el “no se ve”.
Además, puede que en algún momento, se ponga de moda enseñarla…

Escoge el bolso correcto para cada momento
No es lo mismo ir al trabajo, ir a la universidad, salir de fiesta o quedar una tarde a tomar un café. Y como ninguna de estas cosas se parece, no tienes porque ir siempre con el mismo bolso. Adapta esta prenda a tus necesidades, uno más grande para ir a trabajar, dónde quepa el ordenador, el bocadillo, el agua… Un clutch para salir una noche, uno mediano para quedar una tarde…

Cómprate tacones con los que puedas andar
¿Existe una imagen peor que la de una chica/mujer/señora/ser calzando unos zapatos súper bonitos y andando como un pato? Da igual si tus zapatos son más o menos bonitos, tienen más o menos tacón, o el color es más o menos chillón. Debes comprar un calzado con el que puedas andar.

Añadir Comentario