8 motivos por los que tus vaqueros se rompen (y cómo prevenirlo)

La gran mayoría de nosotros vivimos dentro de unos vaqueros, somos muy poco originales, es así.
El problema es que estos nos duran muy poco tiempo en su estado óptimo, y esto es, básicamente, porque no sabemos tratarlos.

A continuación, te escribo 8 motivos por los que nuestros jeans terminan llenos de agujeros, desgastados o rotos, y como hacer para conservarlos mejor.

1. Estás lavando tus vaqueros demasiado a menudo
Los expertos recomiendan lavar los pantalones vaqueros de 2 a 3 veces al año. Partiendo de esa base, deberías lavarlos lo menos posible.

¿Te da un poco de asco el asunto? La solución que proponen los primeros es meterlos en el congelador para matar bacterias…

2. Cuando los lavas, no es a mano
La lavadora no sólo modifica el color de la tela y las fibras, si no que además, los movimientos de esta máquina, causa desgaste en el tejido. Entiendo la pereza de tener que lavar la ropa a mano, pero si realmente amas una prenda, debes tratarla bien.
Si la pereza es mayor que el amor por tus jeans, te propongo una “solución”: Si vas a utilizar la lavadora, debes programar el ciclo más suave de ésta, además, utiliza agua fría, un detergente que mantenga el color y, muy importante, dale la vuelta a los pantalones al lavarlos. Minimizarás daños

3. No utilizar una plancha con vapor
En vez de lavar tus jeans, dales un vapor rápido. No sólo va a suavizar algunas de las arrugas, si no que además, te ayudará a deshacerte de cualquier olor desagradable.

4. Usar la secadora
A medida que usamos un pantalón, este va aflojandose, por lo que meterlo en la secadora, nos parece una idea óptima para que estos se ajusten a nuestro cuerpo al ponérnoslos de nuevo.
Por desgracia, esto es una pésima idea. Expertos en Denim nos dicen que ésta daña las fibras.

5. Tratar las manchas de forma incorrecta
En vez de lavar el lugar de la mancha con un exceso de jabón o detergente, deja que un ‘Borrador mágico’ haga el trabajo. Estos se pueden adquirir en la zona de limpieza de cualquier supermercado. No alterar el tinte, y hace auténticas maravillas cuando, por ejemplo, se derrama algo de vino en tus jeans favoritos.

6. Comprar una talla que no es la tuya
La prevención comienza con la compra de la talla correcta. Que no sea demasiado ajustado, o demasiado largo, o demasiado ancho… Estas cosas, provocan un desgaste innecesario.

7. Un mal almacenaje
Si en vez de colgar tus pantalones en el armario, sueles dejarlos hechos una bola arrugada en tu cesta de la ropa, ya sabes…
Un buen cuidado y almacenaje de tus jeans, previene arrugas y ayuda a mantener la forma.

8. Meter muchas cosas en los bolsillos 
El móvil, la cartera, el labial… Meter cosas en nuestros pantalones, demasiado a menudo, afecta a la forma, deja marcas permanentes, y los hace más propensos a la rotura en esas áreas en particular.

Añadir Comentario