7 prendas de ropa que están dañando tu salud

¿Quién no ha oído alguna vez la dichosa frase de “Antes muerta, que sencilla”?

Si bien es cierto, que a una mujer no le importa sufrir, si de ello depende verse guapa y atractiva, es un hecho que ciertas tendencias o prendas están causando verdaderos problemas en nuestro cuerpo y nuestra salud.

¿Preparadas? Aquí va la lista:

Stilettos: Más de 10 centimetros de altura y tacón fino

Si vas a cualquier tienda de zapatos de una firma buena (y cara), las características de estos son: 13-15 cm de altura, tacón de aguja y poca o ninguna plataforma en la parte de la planta delantera.
¿Qué sucede?
Cuando te pones tacones altos, el pie se desliza hacia delante en tu zapato, obligando a los dedos de los pies a aguantar el peso del cuerpo. El aumento de peso en los dedos de los pies hace que tu cuerpo se incline hacia adelante, y para compensar, tendemos a inclinarnos hacia atrás y arquear la espalda, creando una postura que pueda torcer tus rodillas, las caderas y la espalda baja.
Conclusión:
Con esto no intento quitarnos la idea de utilizar calzado con tacón, simplemente, que debemos alternar estos, con deportivas y zapatos planos

Bolsos excesivamente grandes

Es un hecho: a mayor tamaño de bolso, más cosas caben, por tanto, más cosas metes. Por lo general, las mujeres solemos llevar en el bolso de mano: un móvil, iPad, cartera, bolsa de maquillaje, una botella de agua, un libro o una revista, y a veces, hasta el ordenador, cargadores, accesorios…
¿Qué sucede?
Cuando ponemos peso extra en un lado del cuerpo, estamos causándonos dolor de cuello y espalda. Por lo que cada vez que llevas el peso en un lado de tu cuerpo durante un período prolongado de tiempo, estas haciendo que tu columna se curve, y que te duela más.
Conclusión:
Trata de ser simétrico. Utilizando un bolso que puedas colgarte de forma diagonal, estarás compensando el peso en tu cuerpo.

Skinny Jeans, o los pantalones demasiado ajustados

Los pantalones pegados, se han convertido en el alimento básico de la moda para muchos hombres y mujeres.
¿Qué sucede?
Por desgracia, al ser tan ajustados, podría causar daño a los nervios, tener más celulitis ya que la ropa apretada, no es óptima para buena circulación de la sangre, varices…
Conclusión: Combina diferentes estilos de pantalón.

Fajas y corsé

Las fajas moldeadoras del cuerpo, al igual que estilizan la figura, están provocando problemas en tu salud.
¿Qué sucede?
Al igual que en el punto anterior, las que son demasiado apretados, pueden ser perjudiciales porque dificultan la respiración, restringen los movimientos del torso y recargan algunas partes de la columna.
Conclusión:
Si bien puedes utilizar esta prenda en ocasiones especiales, su uso, no es ni de lejos bueno para tu salud. Es una especie de “estrangulamiento” de tu cuerpo.

Collares grandes y pesados

La moda los impone, y todas nos gustan, sobre todo los que más piedras, brillos y tamaño tienen.
¿Qué sucede?
Provocan tensión y dolor en el cuello. A largo plazo podría incidir en una mala postura con secuelas perjudiciales para la espalda.

Tangas

Este estilo de ropa interior se ha puesto muy de moda durante estos últimos años, sobre todo, por la facilidad de uso, y que no se marca en la ropa
¿Qué sucede?
El uso continuo de esta prenda puede ocasionar problemas de salud íntima como infecciones vaginales, hemorroides e irritaciones y rozaduras en la sensible piel del área genital.

Conclusión:
Se recomienda limitar el uso de las tangas en verano, e intentar usarlas de algodón.

Corbatas

Si pensabais que las mujeres somos las únicas sufridoras por la moda, estabais equivocados. Los hombres también tienen de qué preocuparse.

¿Qué sucede?
Usar camisas muy estrechas o corbatas muy apretadas puede reducir la circulación de la sangre al cerebro, causar dolores de cabeza y al limitar el movimiento del cuello, aumentas la tensión muscular en la espalda y en los hombros.
Por si fuera poco, debido a que las corbatas no se lavan con tanta frecuencia, podrían estar llenas de bacterias que transmiten infecciones.

Así que la próxima vez que vayas a comprar un prenda, de las citadas con anterioridad, piénsalo dos veces.
Guardar

3 Respuestas

  1. Octavio Di Gianni 3 años ago
  2. Anónimo 2 años ago

Añadir Comentario