Siempre hay tiempos difíciles: Estas 4 lecciones te motivarán a seguir


La felicidad es una elección. Eso es lo que se ha dicho un millón de veces. Lo que no se dice es que la felicidad es superar los obstáculos de la vida una y otra vez. La elección de ser feliz es la elección de acabar con todos los obstáculos que hay en tu camino para conseguir lo que quieres, especialmente en los tiempos difíciles. 


Yo siempre comparo la vida con el kickboxing. Tienes que ponerte en guardia, esperar que tu enemigo de el primer golpe, tratar de evitarlo y empezar a atacar. Saltando de problema en problema he aprendido 4 lecciones motivacionales cuando los tiempos empeoran y hoy quiero compartirla con vosotr@s: 

  • 1. Nunca bajes la guardia 

Para cada problema hay una solución. Y mantener la guardia mientras nos enfrentamos a ellos es obligatorio. Es que los problemas son como lobos. Si están solos, no te atacan, pero si están en grupo, mejor corre. 
Si dejas que se agrupen, será muy difícil resolverlos todos. Mantén la guardia alta, espera que vengan los problemas, y atácalos tan pronto tengas la distancia para golpearlos. No dejes que se acumulen, o tendrás que correr. 

  • 2. Buenos tiempos vs. Malos tiempos 

Todo el mundo pasa por buenos y malos tiempos. ¿Te has preguntado porque los buenos no duran y los malos sí? Pues porque tenemos que aprovechar, en todo momento, nuestra felicidad. Deberíamos estar agradecidos siempre de tener algo por lo que luchar, algo por lo que seguir adelante. Acuérdate qué es la felicidad. 
Yo siempre me anticipo a los problemas. Esa es mi mentalidad cuando tengo que enfrentarme a ellos. Si tengo que escribir un proyecto sobre educación en adolescentes, pienso que cada palabra me acerca más al final. Si tengo que correr una maratón, pienso que cada paso que doy me acerca más al km 36. Yo soy la que elijo mantener mi guardia alta y acostumbrarme a anticiparme. Así que mantén tu guardia alta, acostúmbrate a ir siempre por delante, y la felicidad no será una opción, sino una forma de vida. 

  • 3. La Vida significa Lucha 

Y es verdad. Vivir significa luchar. Si quieres demostrar algo, algo mejor que el resto, deberás enfrentarte a muchas luchas. Si luchamos contra nuestros problemas y nos abrimos camino a través de ellos siempre encontraremos la felicidad. No importa si se trata de amor, trabajo, dinero, fama..Siempre debemos luchar si queremos conseguir algo. 

Yo llevo años sin hacer ejercicio y los primeros días que me puse a ello me era muy difícil aguantar y concentrarme. No llegaba ni a los 10 minutos. Quiero decir que yo intentaba concentrarme y relajarme y hasta eso conlleva luchar. Después de unos días ya puedo permitirme decir que hago una media de 30 minutos diarios de ejercicio y relajación. Mantén la guardia alta, deja atrás los malos momentos y lucha contra tus problemas hasta crujirlos. Todo lo que deseas está al otro lado de la zona de confort, recuérdalo.

  • 4. Tiempos difíciles es sinónimo a Éxito 

“El éxito siempre parece fácil para los que no están allí cuando pasó”. El éxito se gana y punto. Cuando era más joven veía a gente exitosa y me preguntaba cómo habían llegado ahí. No me he dado cuenta hasta hace un par de años que lo que hay detrás de esas personas es un montón de trabajo duro. 

Debes definir qué es para ti el éxito y la felicidad. Ser feliz y tener éxito no tiene porqué ser lo mismo. Muchas personas son consideradas exitosas y no son felices, y viceversa. La felicidad es una elección. Puedes ser feliz todos los días a pesar de tus circunstancias. Por otro lado, el éxito ocurre cuando has logrado algo por lo que has luchado. 

La mayoría de los éxitos tardan años en alcanzarse, pero puedes ser feliz mientras los persigues. Ya sabes, elige bien, elige ser feliz. 
Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.