La intimidación verbal en la empresa

Diferentes técnicas de intimidación en el trabajo y cómo contrarrestarlas

Algunos practican la intimidación verbal en la empresa de forma “natural”. Otros la han aprendido en cursos especializados donde ya se enseña de todo: lenguaje corporal, liderazgo (aunque más bien habría que llamarlo pseudo-liderazgo), relaciones humanas en la empresa, etc. etc.

qué hacer cuando su jefe le grita 

Vamos a explicar como no instigar a la intimidación, y aprender a defenderse cuando alguien en una empresa (o en la vida) intenta intimidarle

¿Qué es la intimidación verbal?

La persona que hace uso de la intimidación verbal intenta generar, a través del uso de la palabra, una serie de temores en la persona objeto de intimidación. Abogados, empresas rivales, empleadores, jefes… utilizan una intimidación no física y no violenta que se hace cada vez más sutil e incluso “educada”, pero psicológicamente efectiva. Incluso esta puede darse entre compañeros que intentan acaparar la imagen de un aparente liderazgo que se ejecuta sobre la base aplastar e intimidar a los demás.

Técnicas de intimidación en la empresa

Las técnicas de intimidación tienen por objetivo restar energía a la persona, crearle inseguridad y minusvalorar su “ego” personal. Cada uno de nosotros posee un espíritu de lucha, una confianza en nosotros mismos que nos permite levantarnos cada mañana y afrontar nuestro trabajo y nuestras responsabilidades en la vida.

El intimidador va a tratar de restarnos poder, energía y confianza, que perdamos nuestra seguridad en nosotros mismos, que nos mostremos nerviosos y que lo reflejemos en nuestro tono de voz o rostro de frustración en una reunión en nuestro contexto profesional o laboral en general.

La respuesta a las técnicas de intimidación es entrenarnos para actuar con calma, confianza y con un tipo de respuestas proporcionadas al tipo de intimidación que practica el intimidador. Veamos dos ejemplos bastante frecuentes.

El truco de la pregunta y cortar la respuesta

La técnica de intimidación es muy sencilla. Por ejemplo, el instigador hace una pregunta y antes de terminar la respuesta, la contesta y formula la siguiente pregunta. El instigado no tiene la oportunidad de explicar sus respuestas. Generalmente el miedo a ser malinterpretado, poco comprendido o quedarse fuera de contexto puede generar una sensación de creciente nerviosismo y de tener la sensación real de incapacidad de comunicar de forma ordenada y racional lo que tiene que decir.

La defensa adecuada a este tipo de intimidación consiste en hacer una pausa y, seguidamente, contestar educadamente: “Voy a respoder a su pregunta, cuando haya terminado con la primera”. Generalmente, el instigador dirá en un tono sarcástico: “Estamos avanzando”. A lo que hay que responder con determinación: “Avanzaremos, cuando acabe”. El tono de la respuesta es muy importante. Hay que responder con un tono tranquilo, sin emotividad y con confianza.

Así que la primera recomendación es no dejar que tomen el control de la conversación tratando de hacer “cortes” arbitrarios y gratuitos que impliquen un desdeño de lo que habla la persona en cuestión y del valor e interés de sus respuestas.

La técnica de gritar para intimidar

Intimidación verbal en la empresa
Algunos jefes gritan a los demás como si fueran niños. No permita que esto ocurra. Sólo hay dos personas que están autorizados a hablarle a una persona de esa manera, su madre y su padre. El atacante verbal está tratando de transmitir ese dominio sobre una persona.

El artículo recomienda que si alguien le grita a otro en el lugar de trabajo con otras personas observando, es necesario que esa persona permanezca tranquilo y que desarme completamente al intimidador. Aunque la respuesta recomendada puede sonar a “contraproducente” para la carrera profesional del “subordinado”, lo cierto es que hay que contrarestar esas actitudes y formas a través de un tipo de respuesta que denomina “humillación sutil”. Ejemplo de una respuesta dada en un caso real:
Entiendo la preocupación. Aunque sí creo que está siendo muy emocional en este momento. Vamos a hablar de esto una vez que haya tenido la oportunidad de calmarse.

Probablemente su jefe le puede responder algo así: No! Estamos hablando ahora!
A lo que también se le puede responder: Voy a hablar con usted, pero no le permito que me grite. Usted es mi jefe y yo le respeto a usted, pero usted no es mi madre.

Algunos pueden pensar que se corren riesgos respondiendo de esta forma. Lo cierto es que según el autor de este artículo el que así respondió acabo tomando el relevo de ese jefe meses más tarde.

Otro tipo de intimidación: abrumar con información

Otra de las técnicas de intimidación es la de abrumar con una información muy densa y abundante. La utilizan los abogados cuando intentan llegar a un acuerdo con la parte contraria. Por ejemplo, el uso de una jerga técnica densa, prolija documentación jurídica, cúmulo sinfín de referencias… hasta que la “víctima” se sienta abrumada y tenga una sensación de ahogo emocional. Los que la practican no lo hacen con el propósito de informar, sino de intimidar.

Al hacerlo pretenden que un sujeto se sienta abrumado y con esto que se avenga a cooperar. Antes de que ocurra eso, sonría y… con guante blanco active una defensa que se vuelva contra el atacante…

La defensa en estos casos consiste en “activar” su curiosidad, mostrando interés en aprender “cosas nuevas” y si conoce la materia requerir detalles que al propio intimidador pongan en un aprieto. Esa actitud puede volver loco a su atacante. El objetivo es que cada cosa por pequeña que sea, se la explique con detalle y claramente, mostrándose deseoso de aprender. Sonriente, atento y con actitud curiosa. Si mantiene su confianza, le sacará a su intimidador una cabeza de ventaja.

Fuente: Jay Morrissey » The Art of Verbal Intimidation 


32 Respuestas

  1. Ramiro 12 años ago
  2. intoku 12 años ago
  3. Anónimo 12 años ago
    • Anónimo 7 años ago
  4. Anónimo 12 años ago
  5. Anónimo 12 años ago
  6. mamerto 12 años ago
  7. Anónimo 12 años ago
  8. Anónimo 11 años ago
  9. Anónimo 11 años ago
  10. Anónimo 11 años ago
  11. Janneth 11 años ago
  12. yskely 10 años ago
  13. Anónimo 10 años ago
  14. Anónimo 10 años ago
  15. Anónimo 10 años ago
  16. Anónimo 9 años ago
  17. Anónimo 9 años ago
  18. Luis 9 años ago
  19. fernando 8 años ago
  20. Anónimo 8 años ago
  21. Anónimo 8 años ago
  22. Anónimo 7 años ago
  23. Anónimo 7 años ago
  24. Nora 6 años ago
  25. Anónimo 6 años ago
  26. Anónimo 6 años ago
  27. Anónimo 6 años ago
  28. Anónimo 6 años ago
  29. Anónimo 4 años ago
  30. laura ramos perez 4 años ago

Añadir Comentario