Estaciones de esqui para niños

 Por fin ha llegado la nieve y con ella, la temporada de esquí. Estas son las mejores estaciones de esquí familiares según los expertos de la sección Travel de The Guardian.

Esquiar en Suiza con niños

Morillon, Grand Massif, Francia: Adorada por generaciones de familias francesas, este pueblo de Savoyard es uno de las diversas estaciones que ha ganado la etiqueta “Famille Plus” del gobierno francés por sus excelentes instalaciones para niños. Una “village des enfants” cuida de los niños de seis meses a 10 años y hay mucha diversión extra, como descensos de esquí con linterna, trineos tirados por perros y patinaje sobre hielo. Las cuatro otras estaciones la zona de Flaine, con 77 telesillas, son accesibles; hay un autobús lanzadera a Cluses, que tiene una piscina y está a sólo 35 minutos de Ginebra.

Gréolières Les Neiges, Provenza, Francia: Pocos extranjeros han oído hablar de esta estación. No está muy alta, el alojamiento es limitado y casi todos los que esquían aquí son de la zona, pero eso hace que sea más acogedora que muchas otras estaciones alpinas y que esté vacía los fines de semana. Es una buena opción para los principiantes, con un telesilla, 26km de pistas y descensos con vistas al mediterráneo y a Córcega. Los restaurantes son baratos y el hotel Le Foulon es una hermosa propiedad rodeada por bosque, con camas antiguas y un restaurante. Ir en coche desde de Niza para aprovechar las tarifas de temporada baja en avión.

Aussois, Valle Maurienne, Francia: Los pases para el telesilla aquí cuestan unos 100€ semanales, alrededor de la mitad de lo que cuestan en los Tres Valles, a unas cuantas millas de distancia. Las zonas no están enlazadas, pero como consuelo, esta estación está cerca de algunas montañas importantes y la cima de su Dent Parrachée tiene una altitud de 3.697m. También se puede esquiar en La Norma y Valfréjus. Aussois es un bonito pueblo con casa de piedra y pizarra, un mercado de alimentos los martes y una guardería pública muy barata (desde 15€ por medio día). También tiene la etiqueta “Famille Plus”. Probar los safaris de fauna y flora con raquetas, paseos en burro, trineos tirados por perros o el tubing (descenso en hinchables).

Les Houches, Chamonix Valley, Francia: Otra estación con la etiqueta “Famille Plus”, Les Houches es un pequeño pueblo situado en el valle Chamonix, mucho más discreto y familiar que su intimidante vecino, lleno de pistas de elevada dificultad. Las tardes se pueden pasar en el parque canino de los husky, la granja de cabras, los ferrocarriles de montaña y un parque de aventuras en las copas de los árboles. En Etoile des Beaux Arts pueden dormir siete personas en tres habitaciones (además de dos criaturas en cunas) y tiene una enorme terraza de 50m2 . Una bonificación extra: el dormitorio principal tiene un patio cerrado, por lo que es posible vigilar a los niños desde la cama mientras construyen un muñeco de nieve.

Puy-St-Vincent, Hautes Alpes, Francia: En esta estación no hay problema en dejar que los niños de más edad hagan unos cuantos descensos solos; las pistas son seguras y su recorrido acaba en el centro de la estación junto al alojamiento. Las guías suelen mencionarla como una de las estaciones más familiares de Europa, gracias a su guardería, dos escuelas de esquí y un fabuloso registro de nieve. El alquiler de las motos de nieve y un cine deberían contrarrestar cualquier período muerto.

Lungau, Salzburgerland, Austria: Aprender a esquiar en medio de una ventisca no es divertido, por lo que conviene probar la tradicional St Martin, en Lungau, una región famosa por tener unas cantidades récord de sol al año. A 3.000m, las montañas de la zona y sobre todo Obertauern (esquiable vía Grosseck) deberían tener suficiente nieve. El Chalet Zirbe forma parte de St Martin Chalets, una de las primeras ecoaldeas de Europa, energéticamente autosuficiente (con un sistema de aceite vegetal), y que cuenta con una piscina exterior natural, barbacoa, descensos en trineo y paseos con raquetas.

Esquiar con niños

Nassfeld, Carinthia, Austria: Kinderhotels, una fantástica cadena de hoteles específicos para familias repartidos por Austria, tiene plazas disponibles para semana santa en el hotel Hubertushof, específico para niños hasta 18 años de edad, con pistas de tenis, patio de invierno, piscina, cine y discotecas, además de un centro de bienestar para los padres. Nassfeld es ideal para los principiantes, con muchos descensos sencillos entre árboles y un parque de nieve para aprender trucos. Hay montones de actividades, incluido patinaje sobre hielo natural y esquí de fondo sobre el lago Brennsee.

Adelboden, Bernese Oberland, Suiza: The Cambrian es un hotel boutique que no le da la espalda a los niños, algo raro. Junto con el bar de moda y un restaurante que prepara “nueva cocina alpina” (platos clásicos modernizados), hay dos salas de juegos con consolas Wii y Playstation, billar y juegos de mesa, además de DVDs para niños, dos piscinas, un día semanal de actividades para niños, trineos de uso libre, etc.

Vemdalen, Suecia: Esta pequeña y tranquila zona de esquí compensa su diminuta medida con el servicio super cordial y personal propio de las estaciones de esquí escandinavas. Tiene una amplia zona dedicada a los niños, una guardería para los niños de 3 a 8 años de edad una cabaña de madera, una escuela de esquí y muchas otras actividades extra, incluyendo entretenimiento nocturno para jóvenes, como discotecas y visionado de película varias veces por semana. Para los adultos, el lema de la escuela de esquí es “nunca es demasiado tarde para aprender”. Además, se puede esquiar de noche con luz artificial y dispone de dos parques divertidos para los más experimentados.

Selva, Dolomitas, Italia: Los italianos son famosos por su entusiastas bienvenidas a los niños, pero dado que las familias italianas suelen llevarse a la abuela para cuidarlos, algunas estaciones no son demasiado buenas en cuidados infantiles. No obstante, en Selva, incluso los niños de cuatro meses son atendidos en el servicio de cuidado infantil Casa Bimbo. Hay varios patios de recreo, patinaje sobre hielo, paseos con raquetas, escalada en interior y diversas escuelas de esquí en los tres pueblos conectados entre sí de la zona de Val Gardena.

Smugglers’ Notch, Vermont, EE.UU.: Este lugar de vacaciones en Vermont se describe a sí mismo como “la estación familiar de los EE.UU.” y con todos los elogios que le otorgan las guías y revistas de esquí, además de un enorme centro de cuidado infantil de un “millón de dólares”, clases de esquí para niños desde los dos años y medio y un servicio privado de canguros, es difícil de rebatir. Hay actividades recreativas en motos de nieve y descensos en trineos hinchables. Tres montañas disponen de pistas para todos los niveles.

Big White, British Columbia, Canadá: No es una estación pequeña, pero las instalaciones familiares de Big White son suficientes para despertar la envidia de los esquiadores expertos. El Centro para los niños es un gran patio de recreo con montones de pistas libres, cascos gratuitos y una cocina que prepara una comida que no podrán rechazar. También hay tubing en la nieve, patinaje sobre hielo, esquí nocturno y mini motos de nieve.

Esquiar en los Pirineos con niños

Sigue leyendo…