Tratamiento del cáncer de próstata

El diagnóstico precoz del cáncer de próstata es determinante en la supervivencia

El cáncer de próstata tiene generalmente un crecimiento lento por lo que muchas veces se el diagnóstico se produce en estadios avanzados de la enfermedad.

El tipo  de tratamiento depende del estadio en que se encuentre en el momento del diagnóstico.

 
Tratamiento del cáncer de próstata

¿Cuándo se debe iniciar el tratamiento del cáncer de próstata?

El tratamiento del cáncer de próstata se inicia después de que el paciente y médico hayan tomado una decisión después de haber valorado las opciones terapéuticas.  

 

¿Qué tipos de tratamiento existen para el cáncer de próstata?

Los tipos de tratamiento son:

Vigilancia

Esperar y observar el crecimiento de la próstata. Es aconsejable cuando la persona es mayor y su esperanza de vida es baja, ya que someterle a algún tratamiento no va a reportale ningún beneficio. También cuando existen otras enfermedades que le impiden hacer un tratamiento, o cuando el médico estima que debido a los posibles efectos secundarios y a que el crecimiento del tumor es benigno y lento, no es necesario actuar enseguida.

Cirugía

La extirpación de la glándula prostática se conoce como prostatectomía radical, y se usa cuando el cáncer aún no se ha propagado por el resto del cuerpo.

Existen varias técnicas:

  • Prostatectomía radical retropúbica. Es decir a través del abdomen. Es usada cuando el cirujano necesita explorar los ganglios linfáticos cercanos a la próstata para ver si están afectados o no, ya que si se ha diseminado la cirugía no sería la única opción de tratamiento.
  • Prostatectomía radical perineal. Se realiza a través del espacio entre el ano y escroto.
  • Prostatectomía radical laparoscópica asistida por robot. Actualmente es la más usada, y suele emplearse cuando el paciente no puede someterse a una cirugía mayor, ya que produce menos dolor, una menor pérdida de sangre y una recuperación más rápida.

 

Radioterapia

Se utilizan rayos ionizantes para atacar las células malignas. En el tratamiento de cáncer en fases iniciales, se utiliza junto al tratamiento hormonal cuando se ha extendido o cuando el cáncer vuelve aparecer, y también en caso de que sea necesario reducir el tamaño del cáncer para realizar una prostatectomía. Puede usarse internamente, entonces se conoce como braquiterapia, para evitar que se disemine a los huesos.

 

Terapia hormonal

Se trata de disminuir/eliminar las hormonas que se almacenan en la próstata para evitar que siga creciendo la glándula. Se usa como tratamiento inicial para reducir el tamaño, cuando no sirve la cirugía o la radioterapia o conjuntamente para evitar que vuelva a aparecer el cáncer.

 

Quimioterapia

Se ponen medicamentos que atacan las células cancerígenas por vía oral o intravenosa. Suele utilizarse sobre todo en el momento en que se ha diseminado el cáncer y/o cuando el tratamiento hormonal no sirve.

 

Crioterapia

Es la destrucción de la próstata mediante congelación, se usa en etapas iniciales del cáncer o si se ha reproducido el cáncer nuevamente. No es recomendable cuando la próstata tiene gran tamaño.

 

Tratamiento con vacunas

Sirve para prevenir la aparición del cáncer, así como el crecimiento y diseminación de éste.

 
 

¿Cuál es la pauta del tratamiento del cáncer de próstata?

El tipo de tratamiento para el cáncer de próstata dependerá del estadio en el que se encuentre la enfermedad, así en el:
  • Estadio I. Se debe vigilar la evolución del cáncer, aunque también suele ser recomendable una prostatectomía radical o radioterapia.
  • Estadio II. El tratamiento que se suele recomendar en este estadio es la cirugía junto con radioterapia externa posterior, radioterapia externa únicamente, o sólo braquiterapia o radioterapia interna y externa.
  • Estadio III. Se suele utilizar radioterapia externa más terapia hormonal, radioterapia interna y externa más terapia hormonal, prostatectomía más radioterapia, terapia hormonal sola y vigilar.
  • Estadio IV. En esta etapa el tratamiento va más encaminado a paliar los síntomas que a tratar. Se utiliza la terapia hormonal, cirugía para resolver las posibles complicaciones junto con terapia hormonal, radioterapia más terapia hormonal y vigilar la evolución.
 
 

¿Cuáles son los posibles efectos adversos asociados al tratamiento del cáncer de próstata?

En función del tipo de tratamiento utilizado para el cáncer de próstata, los efectos adversos pueden ser:
  • Cirugía
    • Los riesgos de cualquier cirugía mayor y del uso de anestesia como el infarto o la formación de coágulos sanguíneos.
    • Impotencia. El paciente es incapaz de tener una erección espontánea. El uso de medicamentos o bombas pueden ayudar.
    • Infertilidad
    • Edema
    • Cambios en la longitud del pene
    • Incontinencia urinaria. Es frecuente cuando se realiza algún esfuerzo como toser, estornudar o reír, puede ser temporal y se puede tratar con el uso de ciertos medicamentos. También puede ser beneficioso la realización de ejercicios de Kegel, unos ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo que están destinados a fortalecer los músculos pélvicos.
  • Radioterapia. Tanto la radioterapia normal (externa) como en la braquiterapia puede producirse:
    • Incontinencia urinaria
    • Dolor-ardor en el ano
    • Incontinencia
    • Diarrea, náuseas y vómitos
    • Impotencia
  • Terapia hormonal. Puede producir:
    • Cansancio
    • Depresión
    • Disminución del deseo sexual
    • Impotencia
    • Bochornos
    • Aumento de peso
    • Anemia
    • Osteoporosis
    • Disminución de la masa muscular
  • Quimioterapia. Este tipo de fármacos actúan sobre cualquier tipo de célula que se esté multiplicando, ya sea normal o cancerígena. Los efectos secundarios que produce depende de la dosis, del tipo y del tiempo de uso del fármaco. Entre los efectos secundarios podemos encontrar:
    • Falta de energía
    • Caída del cabello
    • Úlceras en la boca
    • Náuseas y vómitos
    • Disminución del apetito
    • Diarrea
    • Mayor tendencia a las infecciones (debido a la disminución de los glóbulos blancos de la sangre)
    • Reacciones alérgicas
  • Crioterapia. Los efectos adversos son peores cuando se trata por recaída (recidiva) que como tratamiento inicial, entre los efectos adversos destacamos:
    • Impotencia
    • Hinchazón de pene y escroto
    • Sangre en la orina (suele durar pocos días)
    • Ardor-dolor anal
    • Problemas intestinales
    • Problemas urinarios como incontinencia
    • Impotencia
 
 
Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario