¿Necesito realizar revisiones ginecológicas después de la menopausia?

Revisiones ginecológicas después de la menopausia

Nunca se es demasiado joven ni demasiado mayor para ir al ginecólogo

En circunstancias normales, el inicio de las revisiones ginecológicas debe coincidir con el inicio de una vida sexual activa y, desde ese momento, continuar las revisiones durante toda la vida.

La menopausia es un periodo de transición en la vida de una mujer, pero no cambia la necesidad de realizar revisiones ginecológicas con regularidad.

Algunos tipos de cáncer se vuelven más comunes a medida que una mujer va envejeciendo, por lo que la realización de exámenes regulares va creciendo a partir de cierta edad.

 Importancia de las revisiones ginecológicas
 

¿Para que sirven los examenes pélvicos en la menopausia?

El riesgo de algunos tipos de cáncer aumenta con la edad, por lo que es muy importante realizar exámenes pélvicos regularmente para la detección temprana en la menopausia y postmenopausia.

  • Es recomendable que todas las mujeres de más de 45 años se realicen un examen pélvico anual. El ginecólogo examinará la salud de sus órganos reproductivos (útero o matriz, vagina, cuello uterino, trompas de Falopio y ovarios).
  • La prueba de Papanicolaou y la del virus del papiloma humano (VPH) para la detección de cáncer cervical, a partir de los 30-65 años, la frecuencia para la realización de estas pruebas en vez de cada año puede extenderse a cada 3-5 años.

En las mujeres de más de 65 años, puede dejar de realizarse estas pruebas si se han tenido por lo menos tres pruebas Papanicolaou negativas o al menos dos pruebas VPH negativas dentro de los 10 años anteriores.

  • En las mujeres de cualquier edad que han tenido una histerectomía con extirpación del cuello uterino, sin antecedentes de cáncer cervical o anomalías precancerosas avanzadas, no necesitan someterse a estas pruebas.
¿Necesito realizar revisiones ginecológica cada año en la menopausia?
 
 
Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario