Síndrome de Asperger

Se considera una forma de autismo en la que existe dificultad para la interacción social

Puede hacer un montón de cosas tan fácilmente como otros niños, pero tienen problemas cuando tratan de comunicarse con los demás, con las habilidades sociales y con su comportamiento.

Síndrome de Asperger

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Asperger?

Los niños con síndrome de Asperger saben lo que significan las palabras, pero no reconocen la parte no verbal de la comunicación, por lo que no obtienen el mensaje completo. Se confunden porque no entienden los sentimientos ni la intención con la que se expresan otras personas.

No pueden captar las insinuaciones, las deducciones por el contexto, las ironías, las metáforas, los dobles sentidos, las intenciones, los motivos, las bromas, las mentiras o los estados de ánimo.

Habilidades sociales:

  • Pueden tener problemas para hacer amigos. Quieren tener amigos, pero no saben cómo hacerlos, por lo que juegan solos alejados de otros niños o hablan con los adultos, ya que estar con otros niños les confunde.
  • Les puede resultar difícil de entender el sentimiento que hay detrás de una expresión facial
  • Les cuesta entender ciertas reglas, como no interrumpir cuando alguien está hablando, establecer turnos o compartir.
  • Les sorprende que la gente haga algo que no esperan, como ejemplo echarse a reír por algo divertido.
  • Pueden pensar que otros niños han hecho algo deliberadamente para hacerles daño, como cuando accidentalmente tropiezan con ellos.

 

Comportamiento:

  • A menudo se interesan por ciertas cosas, como los ordenadores o leer, pudiendo ser incluso algo obsesivos.

  • Su conducta puede parecer un poco “diferente o inusual”, o pueden ser muy difíciles, y en ocasiones se ponen muy molestos y agresivos.

  • Les molestan ciertos ruidos y olores, y les gusta que las cosas sucedan exactamente de la misma manera todo el tiempo.

Asperger en niños

 

¿Se puede curar el síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger no se puede curar.

Es un trastorno del desarrollo, que produce una alteración neurobiológica en el procesamiento de la información, y supone una discapacidad para entender el mundo social.
Con el tiempo, dependiendo de la propia experiencia y de la ayuda que haya podido recibir, el Asperger aprenderá a interpretar algunos de estos significados, pero lo hará aplicando el intelecto lógico, deduciendo a partir de situaciones vividas, y no por la intuición natural como lo hace el resto del mundo.
Algunas de las personas que sufren del síndrome de Asperger se convierten en expertos en su área de interés. Muchos se casan y tienen sus propias familias, aunque otros siempre tienen problemas con las relaciones.
Otros necesitan que las cosas se hagan siempre a su manera, y se molestan mucho si alguien hace algo “malo” como poner las cosas en un lugar “equivocado”.

 

¿Cómo se puede ayudar a los niños con síndrome de Asperger?

Son algunas las pautas a seguir cuando alguien de tu entorno sufre del síndrome de Asperger:

  • Intentar ser amable
  • Ayudarlo cuando tiene problemas para entender
  • Incluirlo en un grupo, y no molestarse si no quiere participar
  • No intimidarle o tenderle una trampa
  • Ayudarle a entender las reglas
  • Entender que las cosas y los ruidos desconocidos puede ser molestos para él/ella
  • Ayudarle a practicar ciertas habilidades como hablar con clase
  • Alabarlo cuando hace las cosas bien
  • Hacerle saber lo que le gusta
  • Hacer caso omiso de su “mala” conducta
  • Ayudarle a aprender que debe ser amable con los demás

 

Algunas curiosidades relacionadas con el síndrome de Asperger

Su nombre proviene del pediatra, el Dr. Hans Asperger de Viena, que publicó una investigación sobre el autismo en 1944.

Se cree que posiblemente Sir Isaac Newton tenía el síndrome de Asperger. Se ha dicho de él que casi no hablaba, tenía pocos amigos y tenía muy mal humor. A menudo, incluso, se involucraba tanto en su trabajo que se olvidaba de comer.
 
 

Añadir Comentario