Cómo los perros pueden ayudar a un niño autista

El Autismo es un trastorno neurológico complejo que frena el desarrollo normal de un niño. Impide que puedan procesar normalmente los estímulos sociales y la interacción con los demás, y por tanto tienden a aislarse fácilmente. Estudios confirman que existen varios beneficios de la terapia con perros para niños autistas: Descubre por qué los perros son beneficiosos para los niños autistas y de qué forma les sirven de ayuda.

Beneficios de que un niño autista tenga perro


Teniendo perro, tratan de estimularlos
para poder mejorar su integración social y para que puedan desarrollar su propia autonomía, además de serles de gran ayuda en el ámbito educativo. Por tanto, sí existen varios beneficios, veamos cuáles son:

 

-Los perros de terapia logran que estos niños sonrían

Pueden reducir su estrés y pueden avivar en ellos emociones positivas. Al jugar con ellos y relacionarse es una buena forma de estimulación para hacer que sonrían o incluso que rían.

Perros ayudan a niños autistas


-Reducen su estrés y nerviosismo

Al acariciarlos y cepillarlos se reduce su estrés y ansiedad. Dormir con ellos les relaja a través del tacto, por su pelo y por el calor que desprenden.

Perro y niño autista


-Mejoran su rendimiento escolar

Gracias a que reducen su estrés les ayuda a que puedan seguir mejor las lecciones y que puedan relacionarse mejor con los compañeros. Mejora su capacidad de concentración.

Beneficios educativos perros y niños autista


-Pueden interactuar mejor con su entorno

Les ayuda a abrirse al mundo exterior: Al estar relacionándose con el perro, les facilitará poder relacionarse mejor con otros niños y personas y tener más contacto físico.

Niño autista interactuando con perro


-Mejora su autoestima

Hablan más y miran más a la cara de otras personas. Les ayudará a sentirse más confiados al poder relacionarse mejor.

Perros mejoran autoestima autistas


-Hacen amistad con ellos y por tanto un vínculo especial

Estos perros pueden convertirse en sus amigos inseparables. Formará parte de su familia y será un gran compañero.

Amistad perro y niño autista

 

* Para que el perro cumpla correctamente su labor con el niño, el perro debe ir suelto y debe ser guiado por un adulto.

* El adulto deberá dar su consentimiento a las órdenes verbales y no verbales que el niño le dé al perro, y deberá ayudar a que el niño aprenda a interactuar con ellos correctamente.

* Seleccionar la raza de perro adecuada para ellos es también muy importante, aunque muchas veces se recomienda que los niños se involucren en la elección del perro, debido a que puede tener mejores experiencias positivas con el perro en casa.

 

Una vez más, los perros muestran su lado beneficioso y amigable :)

¡Mucha suerte y gracias por pasar!

 

Fuentes:
Consumer.es
Wikipedia
Autismodiario.org
mascotas.mercola.com