¿Realmente hay que esperar para bañarse después de comer?

¿Es peligroso bañarse después de comer?

Probablemente recordarás cómo tus padres te advertían sobre la necesidad de esperar 2 horas para bañarte después de comer. Y muchos de nosotros, hemos crecido con esa creencia, y así se lo hemos trasmitido a nuestros hijos.

Siempre nos dijeron, que bañarse con el estómago lleno era peligroso porque podría darte un corte de digestión y que podríamos acabar ahogándonos.

¿Mito o realidad?

¿Realmente hay que esperar para bañarse después de comer?

¿Qué es un corte de digestión?

El término corte de digestión realmente no es correcto, porque las funciones digestivas no se ven alteradas.

La digestión “no se corta”.

Lo que comúnmente se conoce con el término corte de digestión hace referencia a una reacción cardiovascular, que es lo que realmente provoca la muerte por ahogamiento. El nombre correcto para este fenómeno es hidrocución.

Un síncope de hidrocución provoca que se inhiba la respiración, disminuya la frecuencia cardíaca y la circulación sanguínea, haciendo que se sobrecargue el corazón. Esto hace que aparezcan náuseas, vómitos, mareos e incluso que se llegue a perder el conocimiento.

Cuando estamos en la playa o en la piscina, el problema es que al perder la conciencia, si que podemos acabar ahogándonos.

Esto también puede ocurrir cuando nos duchamos con agua muy fría, pero en este caso lo único que nos puede pasar es que nos mareemos y acabemos desmayándonos.  

 

¿Hay que esperar para bañarse después de comer?

Realmente aunque las muertes que se han asociado a esta causa son debidas al fuerte impacto con el agua fría cuando nos metemos de forma muy rápida y brusca, haber comido recientemente aumenta el riesgo.

Después de comer la sangre se acumula en el aparato digestivo para favorecer la digestión, por lo que llega menos sangre a las otras partes del cuerpo, como el cerebro.

En esta situación es más fácil que un cambio brusco de temperatura, y la reacción cardiovascular que conlleva, produzcan mareo o pérdida de conocimiento.En los niños cuando acaban de comer y el proceso de la digestión está en marcha:

Se recomienda esperar entre 1,5 o dos horas después de comer para bañarse.

 

¿Cómo evitar un corte de digestión?

Después de comer, lo mejor es que los niños no estén directamente al sol durante mucho tiempo.

Deben permanecer en la sombra durante y después de las comidas.

Lo mejor es entrar en el agua poco a poco, mojándose muy despacio cada parte del cuerpo para ir aclimatándose al agua fría.

Primero meter los pies, mojar las muñecas, la nuca, la barriga, etc. Así el cambio de temperatura del cuerpo se produce de manera muy gradual y nos vamos habituando al cambio de temperatura.

Añadir Comentario