¿Es normal que te duela la pelvis durante el embarazo?

El 80% de las mujeres embarazadas experimentan dolor pélvico en algún momento del embarazo, aunque es más común en el tercer trimestre cuando la tensión en la zona pélvica es más intensa

El dolor en la zona pélvica es una condición común asociadas con el parto y el embarazo que también es conocida como disfunción de la sínfisis púbica.
 
Dolor en la pelvis durante el embarazo

Hay varios huesos y articulaciones que componen la cintura pélvica incluyendo la sínfisis púbica, la cadera, el coxis, el sacro y la articulación sacroilíaca. El dolor puede producirse cuando existe un problema mecánico con estas articulaciones.

La sínfisis púbica es una articulación rígida que conecta las dos mitades de la pelvis. Esta articulación está reforzada por unos ligamentos. Durante el embarazo, el cuerpo produce una hormona llamada relaxina cuya función es la de ablandar los ligamentos para ayudar a que el bebé pase a través de la pelvis durante el parto.
 
La relajación de las articulaciones de la cadera junto con la presión del peso del bebé que va creciendo y se va encajando en la pelvis son los causantes de este dolor pélvico durante el embarazo.

 

¿Qué causa el dolor pélvico?

El dolor pélvico suele estar causado por una combinación de factores que provocan inestabilidad en las articulaciones. El movimiento desigual de las articulaciones de la cintura pélvica, los cambios en los músculos que se producen como consecuencia del embarazo o la inestabilidad de las articulaciones pueden ser las causas del dolor pélvico.
 
Durante el embarazo se produce la relaxina, una hormona cuya función es la de hacer que los ligamentos sean más flexibles para ayudar a que el bebé pase a través del canal de la pelvis durante el parto. La relaxina permite un mayor rango de movimiento de las articulaciones de la pelvis, y por tanto puede causar una mayor inestabilidad y acabar desencadenando el dolor pélvico.
 
 

¿Cuáles son los síntomas del la disfunción de la sínfisis púbica?

El síntoma más común de disfunción de la sínfisis púbica es el dolor agudo en la región pélvica baja (hueso pélvico), irradiando hacia el exterior hacia la zona lumbar, las caderas, el abdomen y las piernas. También puede aparecer dolor en el perineo, la zona que hay entre la vagina y el ano.
 
El dolor suele ir acompañado del crujido de las articulaciones de las caderas y la espalda baja mientras se camina o cuando se cambia de posición al estar acostada.
 
La disfunción de la sínfisis del pubis se caracteriza generalmente por una marcha de pato, dificultad para caminar, subir escaleras, ponerse la ropa, entrar y salir de los coches, o incluso para permanecer de pie.
 
La gravedad del dolor varía de una mujer a otra. Puede ser una molestia de leva a moderada o puede causar un dolor severo que hace incluso difícil el movimiento.
 

¿Cómo se pueden aliviar los dolores pélvico durante el embarazo?

En ocasiones los síntomas desaparecen por si solos después de unos días de descanso, pero en algunas ocasiones, sobre todo si no ser tratan adecuadamente, pueden continuar incluso después del parto.
 
Los posibles tratamientos están dirigidos a aliviar el dolor, mejorar la función muscular y la estabilidad de la cintura pélvica y la posición.
 
Entre las posibles opciones disponibles para tratar de reducir el dolor pélvico destacar:
  • Fisioterapeuta.
  • Ejercicios para fortalecer los músculos de la barriga, espalda, cadera y el suelo pélvico para ayudar a realinear las articulaciones. Algunos ejercicios pueden ser incluso realizados bajo el agua.
  • Masaje prenatal (siempre con un terapeuta que esté cualificado para realizar este tipo de masajes).
  • Terapias alternativas como la acupunctura.
  • Analgésicos o relajantes musculares. Siempre deben ser recetados por un médico.
  • Usar pantalones cortos ajustados (tipo pantalón de yoga o de ciclismo) para intentar estabilizar los huesos de la cadera y del pubis.
 
 
 
Seguir leyendo: 

Añadir Comentario