¿Es necesario tomar hierro en el embarazo?

Suplementos de hierro en el embarazo

En la mayoría de los casos, se prescribe en el embarazo para tratar la anemia por deficiencia de hierro.

La anemia es una condición en la que el cuerpo carece de la suficiente cantidad de glóbulos rojos.

Los glóbulos rojos son necesarios para transportar el oxígeno, y cuando los niveles de hierro son bajos, los glóbulos rojos de la sangre no son capaces de llevar oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Si la mujer sufre de anemia en el embarazo existe un mayor riesgo de parto prematuro, de bajo peso al nacer y de mortalidad infantil.

Es importante recordar que solamente se deben tomar suplementos de hierro durante el embarazo bajo la supervisión de un médico.

¿Es necesario tomar hierro durante el embarazo? ¿Por qué se necesita hierro durante el embarazo?

Durante el embarazo se necesita hierro porque:

  • Forma parte de la hemoglobina, que es la proteína presente en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a las células.
  • Es un componente importante de la mioglobina, del colágeno y de muchas enzimas importantes para el buen funcionamiento del organismo.
  • Mantiene saludable el sistema inmunológico.
  • La cantidad de sangre aumenta durante el embarazo (alcanza hasta un 50% más de lo normal), por lo que el cuerpo necesita más hierro para producir más hemoglobina.
  • Se necesita más hierro para el desarrollo del bebé y de la placenta, especialmente en el segundo y tercer trimestre.

 

¿Cuánto hierro necesita una mujer embarazada?

Se estima que una mujer embarazada necesita 27 miligramos de hierro al día, mientras que una mujer no gestante necesita 18 miligramos.

Durante la primera visita prenatal, el médico suele recomendar algún suplemento que suele contener hierro.

Es muy importante no tomar ningún suplemento a menos que el médico lo recomiende.

 

¿Qué pasa si una embarazada no obtiene suficiente hierro?

La falta de hierro provoca anemia ferropénica que puede hacer que aparezca falta de energía y otros síntomas como:

  • Dificultad para combatir las infecciones
  • Mayor riesgo de parto prematuro
  • Bajo peso al nacer
  • Muerte fetal o neonatal
  • Necesidad de una transfusión de sangre en el parto
  • Mayor riesgo de depresión posparto

Una anemia grave de la madre durante el embarazo puede afectar a las reservas de hierro del bebé al nacer, aumentando su riesgo de anemia durante la infancia y pudiendo perjudicar a su crecimiento y desarrollo cognitivo.

 

¿Qué efectos secundarios pueden provocar los suplementos de hierro?

Los suplementos de hierro pueden irritar el tracto gastrointestinal provocando estreñimiento, náuseas o diarrea. Para evitar estos efectos secundarios se puede empezar con dosis bajas de hierro para, poco a poco, ir aumentando la concentración hasta alcanzar la dosis necesaria.

También se puede utilizar suplementos de hierro con una fórmula de acción prolongada, que aunque no se absorbe igual, no suelen provocar efectos secundarios.

¿Es necesario tomar hierro en el embarazo?

 

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario