5 errores que no deberías cometer si están tomando antibióticos

Consejos para tomar correctamente los antibióticos

A la mayoría de nosotros nos han recetado antibióticos para ayudar a tratar una infección bacteriana.

Pero si no sigues las recomendaciones de tu médico o farmacéutico sobre cómo debes tomar los antibióticos, sin darte cuenta, puede que estés complicando el tema.

Aquí hay algunos de los errores más comunes y potencialmente graves que las personas cometemos al tomar antibióticos.

Errores al tomar antibióticos

1. Usar antibióticos para tratar una infección vírica

Muchas infecciones no es necesario tratarlas con antibióticos.

Los antibióticos sólo deben utilizarse para tratar infecciones por bacterias, como la cistitis, nunca para las infecciones por virus, como los resfriados comunes o la gripe.

2. Dejas de tomarlos tan pronto como te sientes mejor

El médico te da un tratamiento de 7 a 10 días. Pero te comienzas a sentir mejor a los pocos días de comenzar a tomar el medicamento, y lo dejas de tomar.

Esta es una de las peores cosas que puedes hacer cuando estás intentando combatir una infección bacteriana.

Puede que te sientas mejor, pero tu cuerpo todavía está luchando contra la infección. Durante los primeros días el antibióticos ha reducido la carga bacteriana que ha provocado la infección, y por eso te sientes mejor. pero no la ha eliminado por completo.

Para eliminar de manera efectiva las bacterias causantes de infecciones, debes terminar el tratamiento.

Cuando dejas de tomar un antibiótico antes de tiempo, la infección puede volver a aparecer e incluso puede que sea necesario repetir nuevamente todo el tratamiento o incluso tomar un antibiótico más fuerte para controlar la infección.

Este mal uso de los medicamentos es también clave para que las bacterias se hagan resistentes a los antibióticos

3. Dejas de tomarlos porque te producen náuseas

Las náuseas son uno de los efectos secundarios más comunes cuando se están tomando antibióticos.

Lo primero es asegurarte que estás tomando el medicamento correctamente.

Puede que sea mejor tomar el medicamento con o sin alimentos, evitar los productos lácteos o agregar un probiótico para ayudar a aliviar algunas de las náuseas estomacales.

4. Los almacenas para la próxima vez

Esta es una mala idea por varias razones.

Primero porque significa que has dejado los antibióticos antes de acabar el tratamiento.

Segundo, porque podrías automedicarte en un futuro. Decidir si necesitas o no un antibiótico es algo que debería hacer un médico.

Tomar un antibiótico cuando no se necesita o tomar uno que no es correcto ayuda a crear bacterias resistentes a los antibióticos.

5. Compartir los antibióticos

Los antibióticos pueden tener efectos diferentes en cada persona.

Además, los antibióticos pueden producir reacciones alérgicas que podrían ser graves o mortales.

 

Lecturas relacionadas: 

Añadir Comentario