Dolor de cabeza en niños

Son muchos los niños que se quejan de dolor de cabeza, pero ¿hasta qué punto deben preocuparse los padres?

Dolor de cabeza en niños
Muchos niños experimentan dolores de cabeza en algún momento. La mayoría tienen dolores de cabeza sólo de vez en cuando, pero a veces los niños tienen dolores de cabeza frecuentes que interrumpen sus vidas cotidianas.
El exceso de claridad, el calor, el aumento de la actividad física, la deshidratación, un horario de sueño irregular o los cambios de horario son algunos factores que pueden desencadenar un dolor de cabeza.
El dolor es generalmente el resultado de la tensión muscular, por la dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro y/o por cambios temporales en la química cerebral.
Aunque la mayoría de los dolores de cabeza no son motivo de preocupación, en ocasiones pueden ir acompañados de otros síntomas más graves como debilidad, visión doble, rigidez en el cuello, fiebre, vómitos, problemas de coordinación, somnolencia o un letargo inusual. En estos casos los padres deben ponerse en contacto con un médico, ya que cualquiera de estos síntomas podrían ser señales de advertencia de un problema más grave.
Los dolores de cabeza pueden ser divididos en dos categorías:

  • Dolores de cabeza primarios, que son los más frecuentes e incluirían las migrañas y las cefaleas tipo tensional.
  • Dolores de cabeza secundarios, que son causados por otra condición médica.

¿Qué tipo de dolores de cabeza pueden sufrir los niños?

  • Cefaleas tensionales. Estos dolores de cabeza son causados ​​por la contracción de los músculos de alrededor de la cabeza o del cuello. Pueden estar provocadas por problemas en la escuela o en el hogar, discusiones con los padres o con los amigos, es decir situaciones que hacen que el niño pueda sentir ansiedad o depresión.
  • Migrañas. Suelen estar asociadas con una sensación punzante en uno o los dos lados de la cabeza. A menudo van acompañadas por náuseas y/o vómitos, síntomas visuales como ver manchas y por sensibilidad a la luz, a los sonidos y/o a los olores.
  • Psicógena. Son similares a los dolores de cabeza tensionales, pero su causa es un problema emocional como la depresión.

¿Cómo prevenir los dolores de cabeza en los niños?

 Un dolor de cabeza puede ser causado por el estrés, ansiedad, depresión, cambio en la rutina diaria o en el sueño, la luz brillante o por un exceso de actividad física, por lo que para prevenirlos el primer paso es saber qué es lo puede estar desencadenandolo.

Para evitar los dolores de cabeza provocados por un cambio en el estilo de vida, es importante que los padres se aseguren de que el niño practica buenos hábitos, es decir duerme lo suficiente, come saludablemente y hace ejercicio.
También es importante que los padres estén atentos a otras factores que podrían estar causando estrés en la vida del niño, como algún problema en el colegio o con los amigos.

¿Cómo tratar los dolores de cabeza en niños?

 Dependiendo del tipo de dolor de cabeza que el niño experimente, el tratamiento es diferente.

  • Dolor de cabeza tipo migraña suele ir acompañado de la liberación de serotonina, un neurotransmisor que causa inflamación alrededor de los vasos sanguíneos que van al cerebro. En las migrañas moderadas, y en el caso de niños mayores, los médicos prescriben unos medicamentos llamados triptanos, unos fármacos que combaten el proceso de la inflamación neurogénica que causa el dolor de las migrañas.
  • El estrés y el cansancio también pueden provocar dolores de cabeza. En estos casos, la administración de algún tipo de analgésico a la primera señal de dolor permitirá aliviar el dolor. Sin embargo, es importante no abusar del uso de medicación como vía de solución rápida ya que pueden producirse una cefalea como efecto rebote.
  • Otro tipo de dolor de cabeza, especialmente frecuente en primavera, puede estar causado por las alergias. Estos dolores de cabeza requieren tratamiento con antihistamínicos, descongestionantes o esteroides nasales antiinflamatorios inhalados.
¿Tu hijo sufre de frecuentes dolores de cabeza? Cuéntanos tu caso.
Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario